Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un activo opositor kazajo en Madrid

Muratbek Ketebayev fue arrestado cuando visitaba a Alexander Pavlov, otro disidente refugiado en España

Muratbek Ketebayev, uno de los disidentes kazajos más activos y comprometidos, fue detenido ayer en un hotel de Madrid por agentes de la Policía Nacional que presentaron una orden de búsqueda y captura internacional, según señalan fuentes de la ONG Open Dialog Foundation. Ketebayev tiene condición de refugiado político en Polonia desde diciembre de 2013 y se encontraba en España visitando a Alexander Pavlov, de 37 años, un opositor kazajo arrestado en Madrid en 2012 y cuya extradición concedió el Gobierno español después de un largo proceso judicial plagado de incidentes y presiones del Gobierno de la República de Kazajistán que dirige con mano de hierro el dictador, de 74 años, Nursultán Nazarbáyev.

Ketebayev participó como testigo en el juicio de extradición contra Pavlov y el pasado 18 de junio asistió en Madrid a una conferencia organizada por Reporteros Sin Fronteras bajo el título "Represión y censura periodística en Kazajistán donde denunció las prácticas del régimen kazajo contra la libertad de expresión y las torturas y malos tratos contra los presos políticos que desde hace años denuncian varias ONG internacionales.

La detención y extradición de Pavlov, guardaespaldas de Ablyazov Muktar, el principal opositor kazajo, ha estado rodeado de polémica y de hechos todavía no aclarados. EL PAÍS reveló que el magistrado de la Audiencia Nacional Alfonso Guevara intentó, sin ser competente, que Pavlov fuera conducido a un avión militar de Kazajistán. El fallido intento fue paralizado gracias a la firme actitud de una funcionaria que informó a tiempo de los hechos. Horas más tarde la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional acordó una medida cautelarísima por la que prohibió que Pavlov saliera de España hasta que no se pronunciara sobre su recurso a la negativa de asilo. Si Guevara hubiera logrado su objetivo, Pavlov habría sido entregado a Kazajistán y los jueces de la Sala de lo Contencioso se habrían encontrado con la sorpresa de que el kazajo ya volaba rumbo a Astaná, la capital de la república. postsoviética con la que el Gobierno de Mariano Rajoy firmó un convenio de extradición meses después de visitar el país con una nutrida representación de empresas españolas. España es el único país de la UE que tiene convenio de extradición con Kazajistán, un territorio de dos millones y medio de kilómetros cuadrados y 17 millones de habitantes. El magistrado Guevara reconoció que se habia interesado por el caso porque le había llamado el embajador kazajo en Madrid y esgrimió que pretendía evitar que el avión militar aguardase demasiado tiempo en el aeropuerto. La investigación que el CGPJ abrió a Guevara fue archivada pese al estupor y las críticas de numerosos jueces y fiscales de la Audiencia Nacional. Desde hace varios meses Alfonso Guevara se encuentra de baja por enfermedad.

Siete de los diez magistrados del Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que acordaron la extradición de Pavlov emitieron un voto particular en el que afirmaron que "se trata de un caso de persecución política bajo la apariencia de una reclamación por delitos comunes" y advirtieron que puede sufrir malos tratos y torturas si es entregado. El kazajo se encuentra ahora en libertad bajo fianza de 30.000 euros después de que la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional rechazara la negativa del Gobierno de concederle asilo político.

Fuentes de la ONG Open Dialog Foundation aseguran que la Policía no ha informado de las razones de la detención de Muratbek Ketebayev y que está previsto que este pase a disposición de un juzgado de la Audiencia Nacional en las próximas horas. En su opinión, su detención, al igual que la de Pavlov, obedecen a una "persecución política" del régimen kazajo. La embajada de Kazajistán en Madrid no ha cesado en sus presiones a políticos y jueces para que se arreste y extradite a sus opositores políticos. Sus últimos intentos han consistido en ofrecer una supuesta grabación falsa de Pavlov y en difundir en un medio información falsa sobre el proceso de extradición del guardaespaldas de Ablyazov.