Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez envía a prisión al hombre que atacó en coche la sede del PP

Los agentes de la Brigada Provincial de Información han tomado declaración a Daniel Pérez Berlanga esta mañana tras el registro realizado anoche en su domicilio

Daniel Pérez Berlanga, el hombre de 37 años que intentó explosionar una bomba este viernes en la sede central del PP, ingresará en prisión en las prisión preventiva comunicada y sin fianza en las próximas horas, tras pasar a disposición del juez de guardia de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez. El detenido, originario de Bronchales (Teruel), está acusado de los delitos de estragos, homicidio en grado de tentativa y de tenencia ilícita de explosivos, según fuentes judiciales.

Pérez Berlanga fue detenido instantes después de que empotrara su Citroën Xantia azul oscuro con matrícula de Guadalajara contra la entrada principal de la sede del PP, en la céntrica calle de Génova. Cuando los agentes que estaban vigilando el edificio le detuvieron, dijo: “Sacadme de aquí que esto puede explotar en una hora”. En el maletero llevaba dos bombonas de butano y bolas de nitrato amónico junto con un iniciador formado por fósforo (cerillas) y un temporizador, que podrían haber causado serios daños al edificio del PP.

Los agentes de la Brigada Provincial de Información le han interrogado esta mañana en presencia de su abogado, tras regresar de madrugada del registo de su casa en Bronchales. Ha declarado que atentó contra el PP por el hecho de que son el gobierno y él quería ir contra esa forma de gobernar el país. Les ha acusado incluso de ser los responsables de su situación actual.

También ha testificado que comenzó a reunir los componentes del artefacto desde marzo “poco a poco”. También es consciente de que la explosión iba a destrozar el edificio. “No lo accioné porque me quedé encerrado y temía por mi vida”, ha llegado a declarar a los agentes. Ese fue el motivo de que pidiera a los agentes que le detuvieron que le cachearan lejos de la sede del PP ante el riesgo de que pudiera explosionar el artefacto que llevaba en el maletero.

En un primer momento se acusó a Pérez Berlanga de un delito de terrorismo, pero, al comprobarse que no pertenecía a ninguna organización criminal y que el ataque había sido contra el sistema político en general, se desechó. El detenido ha pasado a disposición de la Audiencia Nacional a las cinco de la tarde. Ha estado en esta sede judicial, hasta que el magistrado se ha inhibido en favor del juzgado de guardia de la plaza de Castilla, al no ser un delito de terrorismo. Ha sido este último juez el que ha decidido su ingreso en prisión preventiva.

Fe de errores

El detenido no prestó declaración ante el juez Gómez Bermúdez, como se apuntó en un principio por fuentes judiciales. El magistrado escuchó los razonamientos del ministerio fiscal y dictó después el auto por el que se inhibía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información