Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las misiones militares en el exterior han costado 616 millones este año

Defensa reduce en un 22% la factura de las operaciones en el extranjero respecto a 2013

España ha gastado 616,8 millones de euros en las misiones de las Fuerzas Armadas en el exterior durante este año, según el informe remitido por el Ministerio de Defensa al Congreso. Esta cifra, que no figura en los presupuestos ordinarios del departamento y se financia con un crédito ampliable, supone una reducción del 22% respeto a lo gastado en 2013 (791,2 millones) y del 28% en comparación con el récord alcanzado en 2011 (861,3 millones). El ahorro se explica por la reducción experimentada en las dos mayores operaciones: España ya solo mantiene 464 militares en Afganistán (donde llegó a tener unos 1.500) y 580 en Líbano (donde rozó los 1.100).

El gran recorte de efectivos se produjo en 2013, pero entonces no solo no se redujo la factura sino que incluso aumentó en 25 millones de euros, debido al alto coste que tuvo la operación logística de repliegue de Afganistán. Ahora se ha rebajado en más del 20%, un porcentaje equivalente a la reducción del número de militares enviados al extranjero a lo largo del año (4.133 frente a 5.200). En total, de manera simultánea, España mantiene 1.537 militares destinados en siete operaciones diferentes.

España mantiene 1.527 soldados en Afganistán, Líbano y África. La reducción de efectivos en Asia y Oriente Próximo explica el ahorro

No obstante, tanto la cifra de efectivos como su coste aumentará el año próximo, ya que está previsto poner en marcha tres nuevas misiones en Irak, los países bálticos y Turquía. En las próximas semanas se desplegarán 300 instructores en Irak, cuatro cazas EF-2000 en Estonia y una batería de misiles Patriot en la frontera entre Turquía y Siria. Las dos últimas misiones responden a compromisos con la OTAN y no se ha hecho público su coste. No obstante, el envío a Turquía de la única batería de Patriot que tenía el Ejército ha llevado al Gobierno a comprar a Alemania una Central de Control e Información (ICC) y dos baterías de segunda mano por 41 millones.

Estas son las principales misiones actualmente en curso:

Las misiones militares en el exterior han costado 616 millones este año pulsa en la foto
Misiones de España en el extranjero 

 Afganistán. La Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) acaba el 31 de diciembre y el Congreso votará mañana la participación española en la nueva misión Resolute Support de la OTAN, dedicada a asesorar al Ejército afgano. España cuenta en estos momentos con 464 efectivos en la base de Herat, al oeste del país, y en Kabul. El límite para la nueva misión es de 485 millones. El coste para este año ha sido de 237,7 millones frente a los 434,8 en 2013. Está previsto que después del verano las tropas españolas dejen la base de Herat, cuyo mando asumirá Italia en los próximos días.

Atalanta. España mantiene el Buque de Acción Marítima (BAM) Rayo y un avión de patrulla marítima CN-235, con 128 militares en total, en la operación de la UE de lucha contra la piratería en aguas de Somalia. Se considera la misión más exitosa, pues desde 2012 no se han producido nuevos secuestros, aunque los piratas retienen aún en su poder a unas 30 personas. Su coste este año asciende a 104,3 millones, frente a los 143,1 de 2013.

Líbano. Un total de 580 militares españoles participan en la misión de la ONU que vigila el alto el fuego entre Israel y la milicia chií Hezbolá (FINUL). Aunque la situación en el sur de Líbano es de relativa calma, la desestabilización que ha provocado la guerra siria en toda la región ha impedido a Defensa proceder a una retirada completa.

República Centroafricana. Es probablemente la misión más peligrosa en la que participan actualmente las Fuerzas Armadas españolas. España aporta una unidad de operaciones especiales (con 50 miembros), otra de la Guardia Civil (con 25), y personal para los cuarteles generales, hasta un total de 114, a la misión europea Eufor RCA en la capital del país, Bangui, donde intenta evitar que actúen las milicias seleka y anti-balaka. Además, cuenta con un destacamento de apoyo, con 49 militares y un avión C-295, en Libreville (Gabón). En teoría, la misión europea debería dar el relevo a la de ONU en marzo. El coste en el primer año de misión ha sido de 35,4 millones.

Malí. Un general español, García-Vaquero, manda por vez primera vez la operación EUTM Malí de la UE, dedicada a instruir a los militares malienses para que hagan frente a la rebelión tuareg y a los grupos yihadistas. España aporta 122 efectivos en Malí y un destacamento con un avión Hércules y 55 militares en Dakar (Senegal). El coste asciende a 39 millones, 700.000 euros menos que el año pasado.

En Irak, del brazo de EE UU

M. G.

La misión en Irak es la más conflictiva, por la traumática experiencia que supuso la invasión de 2003. El Congreso aprobó en octubre pasado, por amplísima mayoría, el envío de 300 instructores que se dedicarán a formar al maltrecho ejército iraquí para que sea capaz de enfrentarse a las milicias del autodenominado Estado Islámico (EI).

Está previsto que el despliegue se inicie a finales de este año o principios del próximo y cueste 35 millones solo durante los primeros seis meses. El grueso del contingente se desplegará en el Centro de Entrenamiento de Combate de Besmaya, cerca de Bagdad, donde instruirá a una brigada iraquí, especialmente en desactivación de explosivos, una tarea que los militares españoles compartirán con los estadounidenses. Además, una unidad de operaciones especiales, con casi un centenar de miembros, se instalará en la capital iraquí, también junto a estadounidenses y australianos, informó el sábado la Cadena SER. La negociación de un estatuto para las tropas que les garantice un fuero similar al diplomático ha retrasado la puesta en marcha de la misión.

Más información