La Abogacía del Estado analiza los presuntos delitos del ‘pequeño Nicolás’

"Intenta poner en solfa al estado de derecho", dice Cristina Cifuentes, delegada de Gobierno La Secretaría de Comercio desmiente las gestiones de García-Legaz con Ana Botella

Agencias
Madrid -
El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, Ana Botella y Francisco Nicolás Gómez Iglesias.
El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, Ana Botella y Francisco Nicolás Gómez Iglesias.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado este martes que la Abogacía del Estado estudia si las declaraciones efectuadas en los últimos días por Francisco Nicolás Gómez Iglesias son constitutivas de algún delito contra los intereses públicos. Si así fuera, se personará en las causas ya abiertas contra el joven acusado de hacerse pasar por miembro del Gobierno.

Más información
Historia de un caradura
Cómo entró Nicolás en la recepción de la proclamación del rey Felipe VI
Las incógnitas del extraño ‘caso Nicolás’
“No me atrevo a decir que no hay nadie detrás de él”
El "pequeño Nicolás" y otros grandes troleros de la historia
Radiografía de un impostor

El pasado domingo el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) negó haber encargado al conocido como pequeño Nicolás ninguna acción o actividad relacionada con este organismo, y anunció la posibilidad de emprender acciones contra él por haber afirmado esto en algunas entrevistas. Además el CNI adelantó que sus servicios jurídicos ya habían puesto en conocimiento de la Abogacía General del Estado las declaraciones de Francisco Nicolás "por si pudieran ser constitutivas de delito, a fin de que proceda en la forma que legalmente corresponda".

Por su parte, también este martes, la delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha acusado a Gómez Iglesias de intentar "poner en solfa" al Estado de Derecho. Según ha declarado durante una entrevista en Telecinco, el joven hace esto al "involucrar a las más altas instituciones del país, como la Casa Real, el Ministerio de Interior, la Vicepresidencia del Gobierno, el CNI... y eso no se le puede permitir". No obstante, la delegada madrileña ha apostillado que es un tema que "está en manos de la justicia" y que esta "tiene que actuar y llegar hasta el final".

En opinión de Cifuentes, "a un ciudadano no se le detiene porque sí". "Evidentemente esta persona ha cometido presuntos delitos puesto que está imputado", ha dicho. Y ha añadido que, "por lo visto", hay empresarios a los que ha sacado dinero y otros "que querían utilizar a esta persona para hacer cosas ilegales y tener tratos de favor". "Se ha aprovechado de la buena voluntad de gente que simplemente quería entrar en algún círculo", ha lamentado.

En este sentido, la secretaría de Estado de Comercio, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, también ha querido desmarcarse hoy del asunto del pequeño Nicolás y ha enviado un comunicado en el que asegura que ningún responsable de esta Secretaría ni el propio secretario de Estado, Jaime García-Legaz, ha realizado "gestión alguna" con la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ni con ningún otro cargo o funcionario del Ayuntamiento de Madrid en relación con ningún tipo de licencia municipal, "ni en este caso ni en ningún otro".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El desmentido llega ante las declaraciones de un empresario de hostelería de Madrid que publica el diario El Mundo, en las que afirma que Gómez Iglesias lo llevó al despacho de García-Legaz para que este intercediera ante Ana Botella con el fin obtener una licencia municipal para abrir una terraza. García-Legaz ha puesto esta información "de forma inmediata" en manos de sus abogados para que valoren si procede iniciar acciones legales contra el empresario que cita la información.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS