Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno exige a Mas que no fuerce a los ciudadanos a violar la ley el 9-N

Santamaría acusa al líder catalán de creerse que "está sobre el bien y el mal"

La vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría.

El Gobierno, por boca de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha instado este viernes al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a cumplir la ley ante la celebración de la votación de la independencia del domingo. Además, Santamaría ha exigido al líder catalán que evite forzar a los ciudadanos y funcionarios a actuar en contra de las decisiones de los tribunales.

"Si él considera que está sobre el bien y el mal, que está por encima de la ley, que no haga que ni un solo funcionario adopte actitudes que le generen la más mínima intranquilidad", ha argumentado antes de insistir en que "esa es también la tarea de un gobernante".Y no ir "imponiendo actuaciones difíciles de adoptar". "Si no le importa —estar por encima de la ley—, le debería importar eso", ha reiterado la vicepresidenta del Gobierno español.

"El Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo, a instancias de la propia Generalitat —ha enfatizado Santamaría— han sentenciado que no puede seguir adelante, por lo que les invito a la reflexión, porque el referéndum no cabía en la constitución y no puede hacerse. La prudencia no es mala consejera", ha declarado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Sin embargo, la vicepresidenta no ha aclarado si el Ejecutivo central actuará contra el Gobierno catalán a la espera de saber cómo responde a su velada invitación a dar un paso atrás y cede la organización de la consulta a las asociaciones civiles. Precisamente, mientras Santamaría hablaba ante los periodistas, la Generalitat confirmaba que delegaba la ejecución del 9-N en las asociaciones civiles.

"Nos atenemos a las explicaciones de Monago"

En cuanto a los viajes a Canarias como senador del actual presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, Sáenz de Santamaría ha dicho que se enmarcan "en la dinámica de funcionamiento normal" de las Cortes desde el inicio de la democracia y ha añadido que el Gobierno se queda con las explicaciones que ha dado Monago. "Ha señalado el origen y procedencia de esos viajes", ha explicado la vicepresidenta. "A ello nos atenemos.

La vicepresidenta ha señalado por otro lado que desconoce si la Ley de Transparencia, que entra en vigor en diciembre, permitirá que información sobre esos viajes sea pública, porque será decisión de las Cortes, que son un poder independiente del Ejecutivo. "El poder legislativo se rige por sus propios reglamentos", se ha limitado a decir.

Por otra parte, Sáenz de Santamaría ha asegurado que el Ejecutivo da la "bienvenida" a cuantas medidas se quieran plantear contra la "lacra" de la corrupción, incluidas las que tomen los partidos y los propios políticos. Nosotros hemos incluido la honorabilidad y la ejemplaridad de los altos cargos", ha dicho sobre el primero de los proyectos. "También las conductas personales son importantes", ha concluido.

Más información