Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigado un gran distribuidor por exportación ilegal de fármacos

El magistrado destaca la denuncia de un comercial de Alliance Healthcare que “se jactaba de la existencia de un departamento” encargado de estas prácticas

Uno de los implicados por tráfico de medicamentos llega a declarar al juzgado número 3 de Teruel.
Uno de los implicados por tráfico de medicamentos llega a declarar al juzgado número 3 de Teruel.

La investigación que lleva el magistrado del Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel, Jerónimo Cano de Lasala, apunta a la segunda distribuidora de fármacos de España por cuota de mercado en la investigación que está desarrollando de la mano de la Guardia Civil de la provincia por exportación ilegal de medicamentos. En el auto donde levanta parte del secreto del sumario de la operación Convector —que con 38 imputados implica a más de 200 farmacias (en España hay 22.000) y a, al menos, otros siete almacenes mayoristas— refleja el testimonio de imputados que apuntan que Alliance Healthcare, integrada en Fedifar, la patronal que agrupa al 97% del sector, ha participado en la llamada distribución inversa, que consiste en desviar medicamentos del circuito legal de precio subvencionado para venderlos en el extranjero a un precio muy superior.

El juez aclara en el escrito que no imputa ningún comportamiento delictivo a los otros almacenes citados: Cofares, Novaltia-Aragofar y Fedefarma; lo que resulta prácticamente una exculpación. Pero, a diferencia de lo que hace con estas empresas, respecto a Alliance Healthcare señala: “De resultar probados los hechos objeto de la presente instrucción se estaría ocasionando un serio y grave perjuicio tanto a los laboratorios como al Sistema Nacional de Salud y, en último término, a los pacientes, porque dicha praxis podría provocar el desabastecimiento de determinados medicamentos”, escribe el instructor. Fuentes de esta empresa rehusaron pronunciarse sobre el auto.

El juez destaca la denuncia de un comercial de Alliance Healthcare. El “principal problema” del mayorista es Gonzalo Julve de la Iglesia quien, según el registro Mercantil, fue apoderado de la firma en los noventa. Julve “alardeaba de ser perfecto conocedor del modus operandi de la distribución inversa en la que implicaba a la reseñada mercantil”. E incluso “se jactaba de la existencia de un departamento” encargado de estas prácticas “a través de la utilización de almacenes pantalla, grises o intermedios”.

La Guardia Civil ha detenido a otras seis personas en la operación 'Convector'

El nombre del presunto almacén pantalla citado en el auto es Mateprix-Farma y dos de las farmacias que actuaban en supuesta connivencia con sus responsables son Aguilón y Cariñena, precintadas por la Guardia Civil pero ya reabiertas. El boticario de Cariñena habría facturado hasta 2,3 millones de euros al citado mayorista entre 2011 y 2013. “El auto no dice nada más allá de que dos farmacéuticos vendían a un almacén de farmacia —veremos si las ventas están o no están—. Y eso no pasaría de la infracción administrativa”, señala Rafael Ariza, abogado del boticario de Cariñena.

El auto describe las declaraciones de este farmacéutico, también imputado, que alude a la posibilidad de que los medicamentos que compraba a Alliance y vendía a Mateprix fueran, a su vez, revendidos por Mateprix a Alliance -hay transacciones entre ambas registradas por la Agencia Tributaria- haciendo así toda la ruta hasta el origen para poder venderlos en el extranjero sin dejar rastro.

Estos hechos se enmarcan en la investigación sobre la presunta “existencia de varios grupos u organizaciones criminales dedicadas al tráfico ilegal de medicamentos, con las pertinentes falsedades, estafas, intrusismo profesional, fraudes al sistema de salud y a la Hacienda pública en diversas partes del territorio nacional” en la que también se alude a Cofares Sociedad Cooperativa Farmacéutica Española, otra de las firmas líderes en distribución.

El magistrado describe compraventas de medicamentos entre empresas vinculadas o participadas por esta gran mayorista (Cofares Corporación) con otros almacenes menores que los investigadores sitúan en el centro de la trama (Alliance Pharmaceutical Synergies).

Pero no va tan lejos como con Alliance. “Cualquier referencia que respecto de dicho almacén se haya realizado [...] debe quedar sin contenido o relevancia alguna a efectos penales”. Un portavoz de Cofares zanjó: “Estamos seguros de que no solo Cofares, sino tampoco ninguna otra gran distribuidora participa en estas actividades, es imposible”.

Este auto solo menciona actividades cuyo conocimiento no pone en riesgo la investigación, que continúa abierta. El miércoles y el jueves se produjeron otras seis detenciones y registros en farmacias y almacenes de Sevilla, Cuenca y Alicante como parte de la operación Convector. Los investigadores consideran que es la mayor trama de exportación ilegal de medicamentos descubierta en España. Cinco meses después, sigue sin cerrarse.

Más información