Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teresa Romero será dada de alta del hospital Carlos III mañana

La auxiliar, que salió del aislamiento el sábado, está ya completamente restablecida

Teresa Romero posa junto a sus compañeros y su marido, Javier Limón tras ser trasladada a planta. Ampliar foto
Teresa Romero posa junto a sus compañeros y su marido, Javier Limón tras ser trasladada a planta.

Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que se contagió de ébola mientras atendía al misionero repatriado Manuel García Viejo en el hospital Carlos III de Madrid, ha sido dada de alta este miércoles, según han confirmado los médicos que la trataron. Romero abandonó el sábado la habitación de aislamiento en la que permanecía desde el pasado 6 de octubre.

El equipo médico que la trata tomó la decisión de cambiarla a una habitación convencional de la quinta planta y levantar las medidas de aislamiento tras recibir los resultados de los análisis de fluidos que confirmaron que ya no había presencia de virus en su organismo y, por tanto, ningún riesgo de contagio. Ahora, con la paciente completamente restablecida de los daños que le provocó el virus, han previsto darle el alta mañana.

Romero, primera contagiada de ébola fuera de África por contacto con un enfermo, fue declarada oficialmente curada el 21 de octubre pasado, pero el equipo médico decidió que, para extremar las precauciones, siguiera aislada en el hospital Carlos III de Madrid unos días más.

La auxiliar se mostró contrariada cuando, un día después de anunciar que estaba curada, los médicos le dijeron que tenía que seguir en cuarentena unos días más. Según relató su amiga y entonces portavoz, Teresa Mesa, se había “hecho a la idea de que iba a salir” de la planta de aislamiento, donde no pudo recibir visitas de familiares y solo tuvo contacto con sanitarios cubiertos de pies a cabeza.

Desde que está en la quinta planta del hospital, Romero ha manifestado a sus compañeros que en cuanto salga tiene previsto viajar a su pueblo natal, Becerreá, en Lugo, para visitar a su madre. "Está fenomenal, pero con muchas ganas de irse", afirmó el domingo a EL PAÍS una sanitaria que ha estado atendiéndola. El equipo médico que la ha tratado dará una rueda de prensa mañana a las 10 en el hospital.

Más información