Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ‘Operación púnica’ se aprovechó de los contratos para ahorrar en plena crisis

Granados declara tras pasar la noche en los calabozos de la Guardia Civil de Las Rozas

Registro en el Ayuntamiento de Collado Villalba, este lunes.
Registro en el Ayuntamiento de Collado Villalba, este lunes.

La trama organizada desarticulada durante la operación Púnica había encontrado un hueco para supuestamente detraer dinero de las arcas públicas en plena crisis: los contratos de eficiencia energética. Es decir, las adjudicaciones de obras para intentar ahorrar en los recibos de la luz municipales (y para los ciudadanos) se habían convertido en el negocio de esta red, que supuestamente se repartió comisiones de entre el 2% y el 3% de contratos por valor de 250 millones adjudicados en los últimos dos años.

"Es curioso que en esos dos años de crisis dura para los ciudadanos y las arcas municipales, cuando no había ni suelo para adjudicar ni construcción, los implicados encontraran de dónde sacar dinero precisamente de lo que se hacía para ahorrar", comentan fuentes de la Guardia Civil. La firma francesa Cofely y su filial en España fueron los grandes beneficiados de los 250 millones de euros adjudicados en obras y servicios públicos. Su web reflejaba hasta anoche como se había adjudicado un contrato en Parla "de servicios energéticos para diversas instalaciones municipales" por un valor de 54,7 millones de euros. Con ello se iba a producir un ahorro del 40% en el alumbrado público, según la nota de la empresa del 4 de julio del año pasado.

La noticia había sido borrada esta mañana, aunque aún puede leerse en caché datos como: " Son objeto del contrato, un total de 92 edificios, 154 centros de mando y 10.348 puntos de luz del alumbrado público, así como 51 cruces semafóricos". También hace esta declaración de intenciones: "Este es el tercer contrato de estas características que Cofely ha firmado con la Comunidad de Madrid en los últimos meses. De esta forma, Cofely consolida su posición como prestatario de soluciones en eficiencia energética para las colectividades públicas y da un paso más en su ambición de impulsar la creación de las ciudades sostenibles del futuro en nuestro país".

Los investigadores del instituto armado toman están tomando ya declaración a los detenidos, la mayoría de los cuales ha pasado la noche en los cuarteles de la Guardia Civil de Tres Cantos y Las Rozas, ambos en Madrid. El exconsejero madrileño Francisco Granados está declarando después de pasar su primera noche preso en un calabozo de Las Rozas, un cuartel relativamente moderno, tras ser detenido durante la operación puesta en marcha por el Grupo de Delitos contra la Administración de la Unidad Central Operativa (UCO).

Los agentes concluyeron anoche los registros de las sedes de los Ayuntamientos de Móstoles y Casarrubuelos localidades ambas de Madrid. Los registros han terminado poco antes de las seis de la mañana y que en ellos se ha incautado abundante documentación en soporte informático y papel que será analizada ahora por la Guardia Civil.

Hoy está previsto, además, que culminen las detenciones, ya que, al menos anoche, faltaban por ser arrestados dos de los "objetivos". El balance hasta el momento es de 35 personas detenidas (una nota de la Fiscalía Anticorrupción generó confusión al hablar de 51 detenidos), dos pendientes de arresto y 14 imputados.

Más información