Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Spottorno renuncia a ser consejero del Rey por el escándalo de las tarjetas

Ha presentado esta tarde su renuncia ante don Felipe "para no comprometerle"

Asegura, no obstante, que nunca hizo un "uso indebido" del dinero de Caja Madrid

Dimite el consejero real, Raffael Spottorno. Atlas

Rafael Spottorno, el último jefe de la Casa del Rey con don Juan Carlos, ha renunciado hoy a ser consejero privado de Felipe VI por el escándalo de las tarjetas fantasma de Cajamadrid, según han confirmado fuentes de La Zarzuela. Spottorno se ha reunido a última hora de la tarde de este martes  con don Felipe para comunicarle su dimisión y el Monarca la ha aceptado tras agradecerle sus servicios a la Corona, según las mismas fuentes. Otros 12 antiguos exdirectivos de la entidad financiera han dejado sus cargos por el mismo escándalo.

En la nota en la que explica los motivos de su dimisión, Spottorno aclara que lo hace para que el escándalo no afecte al prestigio de la Corona y "para evitar cualquier malentendido y cualquier intento de comprometer en este asunto la figura del Rey". "De mi conducta respondo exclusivamente yo", añade. El que fue la mano derecha de don Juan Carlos asegura, no obstante, que "en ningún momento" hizo un "uso indebido" de la tarjeta que recibió cuando se incorporó a la Fundación Caja Madrid. "La empleé para lo que, al entregármela, se me dijo que podía emplearla y en los términos y con los límites que se me fijaron".

Spottorno gastó 223.900 euros, a una media anual de 28.000 euros, con la tarjeta de Caja Madrid. El pasado julio devolvió a la entidad el dinero correspondiente al ejercicio 2011 y la mitad de 2012, alrededor de 17.000 euros, según fuentes conocedoras de la operación.

El cargo de consejero del Rey no estaba remunerado. Es un tratamiento casi honorífico que reciben todos los antiguos jefes de la Casa del Rey cuando abandonan el cargo, explican en La Zarzuela. Spottorno llegó a la jefatura de la Casa en septiembre de 2011 para sustituir al también diplomático Alberto Aza, después de haber ejercido el cargo de secretario general -número dos de la Casa- entre enero de 1993 y septiembre de 2002.

Más información