Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP abre expediente a los afiliados que usaron las tarjetas de Caja Madrid

El proceso "podría llegar a la expulsión" de dirigentes históricos como Rodrigo Rato

La dirección nacional del Partido Popular ha decidido finalmente tomar cartas en el escándalo por las tarjetas opacas de Caja Madrid, que ya ha provocado dimisiones en la Comunidad de Madrid y en los sindicatos Comisiones Obreras y UGT. El PP resolvió este martes de la tarde abrir expediente a los afiliados que emplearon estas tarjetas, entre los que están algunos históricos como el que fuera vicepresidente económico del Gobierno y aspirante a la sucesión de José María Aznar, Rodrigo Rato.

Así lo acordó el presidente del Comité Nacional de Derechos y Garantías de la formación, Alfonso Fernández Mañueco, quien, de acuerdo con la dirección nacional, según un comunicado hecho público a última hora de la tarde, acordó iniciar los trámites “en relación con las noticias aparecidas sobre el uso de las tarjetas de Caja Madrid por parte de afiliados”. Esta caja estaba controlada por el PP, y 28 de los 86 consejeros afectados son militantes conservadores. Rato nunca ha roto su relación con el PP y hasta la nacionalización de Bankia acompañaba a Mariano Rajoy en todas las noches electorales en la sede central de la calle Génova.

El proceso que se inicia ahora podría acabar en expulsiones. El PP y el Gobierno están muy preocupados por la indignación social que ha causado el escándalo de las tarjetas después de los 22.000 millones de dinero público que el Ejecutivo ha inyectado en Bankia y hay mucha presión para tomar decisiones drásticas, incluida la expulsión de Rato y otros históricos del PP de Madrid y personas muy cercanas a Aznar.

“Una vez tramitado el expediente y de conformidad con lo que resulte de la investigación de la Agencia Tributaria, el Comité Nacional de Derechos y Garantías adoptará las sanciones disciplinarias que procedan, si aprecia una posible actuación contraria a los estatutos. En su caso, las sanciones podrían llegar incluso a la expulsión del partido”, señala el texto para dejar claro cuál es el final.

Ha sido el antiguo director financiero de Caja Madrid y Bankia Ildefonso Sánchez Barcoj, uno de los principales usuarios de las tarjetas, quien ha señalado a la secretaría de Presidencia como el departamento que “controlaba y designaba” ese sistema de movimientos bancarios opacos. Esa presidencia fue ocupada durante 12 años por Miguel Blesa, un amigo de Aznar muy vinculado al PP, y después por Rato.

Por su parte, el exministro socialista Virgilio Zapatero, que hace dos años devolvió 28.000 euros (en la lista aparece con un gasto de 36.000) que había gastado con su tarjeta llamó “justiciero” al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez en una carta enviada a la Comisión Ejecutiva federal del partido. Zapatero, que critica a Sánchez por prejuzgar sin escuchar, sostiene que el líder socialista no le pidió “una mínima información ni explicación” y, por tanto, actuó “sin conocimiento de nada”, informa Anabel Díez.

Además, la Comisión Ejecutiva de Comisiones Obreras acordó suspender de militancia a los seis implicados en el caso “entre tanto no se esclarezcan los hechos”. Los sindicalistas de CC OO que aparecen en el listado son los siguientes: Francisco Baquero (con gastos de 266.400 euros entre 2003 y 2011), Antonio Rey de Viñas (191.500 euros), Rodolfo Benito (140.600 euros), Juan José Azcona (99.300 euros), Pedro Bedia (78.200 euros) y Gabriel María Moreno Flores (20.400 euros). Benito, que fue responsable de la Secretaría de Estudios de la Comisión Ejecutiva Federal del sindicato, había presentado el viernes su dimisión.

Más información