Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias aclara su plan para impulsar “candidaturas de unidad popular”

Cargos y bases de Podemos comienzan a pactar los principios del partido

El debate sobre las ponencias culminará en un encuentro en el Palacio de Vistalegre

Pablo Iglesias,  la semana pasada en Bolivia. Ampliar foto
Pablo Iglesias, la semana pasada en Bolivia. EFE

El equipo fundador de Podemos, encabezado por Pablo Iglesias, ha comenzado a concretar su plan para las próximas elecciones municipales y autonómicas. La propuesta -formulada por el propio Iglesias, Iñigo Errejón, Juan Carlos Monedero, Carolina Bescansa y Luis Alegre- de no concurrir como partido a esos comicios por temor al descontrol organizativo y por no quemar la marca ha provocado decepción entre las bases de la formación. Pero ahora que empezado la verdadera fase de debate de la asamblea ciudadana o congreso abierto, los promotores de Podemos se emplean en aclarar su estrategia, que brinda más protagonismo a los simpatizantes y a las iniciativas ciudadanas.

En un anexo de las ponencias presentadas, el actual núcleo duro ha lanzado una “guía para construir candidaturas de unidad ciudadana y popular” en la que afirma: “Nuestra propuesta municipal consiste en poner nuestra capacidad política en juego, implicándonos en aquellas iniciativas municipalistas que cumplan a rajatabla con los requisitos de la nueva política: la participación, la transparencia, la regeneración y las posibilidades de victoria y cambio. Y ser fuerza protagonista de estas iniciativas con todo nuestro potencial en el territorio y a escala estatal”.

En aquellos Ayuntamientos en los que ya existan estas iniciativas –entre las que cuentan “Mareas, Somos, Sí se Puede, Guanyem o IKUNE”, presentes en la principales capitales- los fundadores piden a los círculos que apoyen estas listas “participando como candidatos o candidatas, con nuestras portavocías, con nuestra presencia mediática y con nuestra capacidad comunicativa”. Pero se fijan algunas condiciones: “todas las posiciones en las listas electorales deben estar abiertas a ser decididas por la ciudadanía”; y “los eventuales pactos contra natura en política municipal no pueden comprometer la estrategia general de cambio en el país”. El equipo de Iglesias mantiene también que “las candidaturas de unidad popular y ciudadana no buscan ubicarse en la izquierda del tablero sino ocupar la centralidad”.

En los municipios en los que no existen iniciativas municipalistas, el documento sugiere explorar la “oportunidad” que ofrecen asociaciones de vecinos o espacios culturales. En ambos casos, los fundadores hacen hincapié en las “candidaturas de unidad popular” que, en su opinión, “no pueden ser sumas de siglas y por tanto su expresión formal deberá ser preferentemente la de la Agrupación de Electores”. ¿Qué es una agrupación de electores? Se trata de “formaciones políticas que se constituyen con el aval de un número variable de firmas de electores y solo y exclusivamente para poder presentar candidatura en un proceso electoral concreto y determinado”. Estas iniciativas, autónomas e independientes entre sí, no tienen “vocación de permanencia o naturaleza de asociación y no necesitan inscribirse en el Registro de Partidos Políticos”.

El plan se irá perfilando en las próximas. Los cargos y las bases de Podemos –cerca de 130.000 inscritos o simpatizantes- han comenzado esta semana a pactar los principios organizativos, políticos y éticos de la formación, plasmados en más de 200 borradores.. El debate culminará el 17 y 18 de octubre en una asamblea en el Palacio de Vistalegre de Madrid.