División en Madrid ante la Diada

Los partidos políticos se colocan a favor o en contra del referéndum en la víspera del 11-S

Artur Mas (C), durante los actos institucionales de la Diada.
Artur Mas (C), durante los actos institucionales de la Diada. LLUIS GENE (AFP)

Por la foto en la que estén se conocerá su posición. Las fuerzas políticas con representación en el Congreso y en el Senado han mostrado su sentir ante la Diada de Cataluña de este año en la que cientos de miles de ciudadanos formarán una V de once kilómetros en Barcelona. El PP, el PSOE y UPyD se mantienen en la defensa de la unidad de España en la diversidad -—cada cual con sus matices y en el caso de los socialistas con una propuesta de reforma de la Constitución— pero con el rechazo absoluto a que se celebre un referéndum. La líder de UPyD, Rosa Díez, leyó ayer un manifiesto con el título “Yo también soy catalán”, en la madrileña plaza de Cibeles y ha repetido la lectura en la mayoría de las ciudades españolas. “Los nacionalistas nos obligan a ser extranjeros en nuestra tierra si no pensamos como ellos”, ha dicho la socialista catalana Carmen Chacón que hoy estará en Tarragona, al igual que Irene Lozano de UPyD, en la convocatoria de Sociedad Civil Catalana. Izquierda Unida no quiere la separación de Cataluña aunque respeta que Iniciativa Per Cataluña – Els Verds defienda la consulta.

Más información
Mas: “Mi compromiso para convocar la consulta es firme”
El soberanismo catalán prepara la que considera “Diada definitiva”
Mas avisa a Rajoy que aún está a tiempo de “escuchar el clamor de Cataluña”
Toda la información sobre la consulta catalana

La división es un hecho entre los ciudadanos y entre los partidos políticos a propósito de cómo se afronta “el derecho a decidir” que se propugna desde los partidos nacionalistas catalanes. No hay pasos atrás sino que el guion escrito por los nacionalistas sigue su curso.

También se han movido los partidos contrarios a la consulta y, desde luego, a la separación de Cataluña. Unos más explícitos que otros. UPyD ha sido el partido más expresivo, con la lectura de su manifiesto en Madrid por Rosa Díez. "Si en Cataluña se celebra una consulta ilegal sobre el futuro de España, excluyendo a los no catalanes y presionando a los catalanes que no quieren la secesión, el separatismo habrá ganado al vulnerar el primer principio democrático cual es que España es de todos los españoles”, ha leído Díez. “El separatismo reclama un privilegio antidemocrático: decidir a quién convertirá en extranjero en su propio país”. Asimismo señalan que la secesión tendría consecuencias para todos los españoles “pero más que nadie la sufrirán los catalanes que no desean dejar de ser españoles y europeos”.

Con gran preocupación vive el PSOE este 11 de septiembre como reconocen en el nuevo equipo que dirige Pedro Sánchez, su secretario general. De momento su propuesta es continuidad de la defendida por su antecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba. No a la consulta, no a la independencia pero sí reforma de la Constitución para que Cataluña tenga reconocimiento explícito de su identidad y singularidad. De momento, no se le escucha, ni en el Gobierno de España ni en el de la Generalitat.

Desde la ejecutiva del PSOE, Carme Chacón, responsable federal de Política Internacional, ha querido defender a todos los catalanes y, por tanto, “a no tener que elegir ente papá y mamá”, en referencia a ser español o ser catalán. Esta negativa a optar ha sido una seña de identidad de los socialistas catalanes, muy resaltada de siempre por el actual primer secretario del PSC Miquel Iceta. No quiere Chacón que los nacionalistas obliguen “a ser extranjeros en su tierra” y ha pedido, en una entrevista en Tele 5, a que la sociedad catalana “rompa la espiral de silencio”. Después de la jornada de mañana los socialistas catalanes defenderán “tender puentes”, pero mañana “no será la Diada de todos los catalanes”. Esta es la sentencia expresada por Pedo Sánchez, con tono doliente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS