Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez archiva la investigación de un vuelo de la CIA que hizo escala en Palma

El magistrado Ismael Moreno no ha podido identificar a la tripulación

La fiscalía pidió cerrar el caso por el traslado de un presunto terrorista que dijo haber sido torturado

Uno de los supuestos vuelos de la CIA en el aeropuerto de Palma el 23 de enero de 2004.
Uno de los supuestos vuelos de la CIA en el aeropuerto de Palma el 23 de enero de 2004.

 La Audiencia Nacional ha archivado el caso del vuelo de la CIA que recaló en Palma de Mallorca en 2004 llevando a bordo a Khaled el Masri, un ciudadano alemán de origen sirio que declaró haber sufrido torturas. El juez Ismael Moreno ha decidido cerrar la investigación alegando la imposibilidad de lograr “la identificación real de los miembros de la tripulación”. En su auto de archivo, Moreno admite que ha quedado “indiciariamente acreditado” que el vuelo hizo escala en Palma el 23 de enero de 2004 y que “la identidad real de los tripulantes de dicho vuelo fue enmascarada con documentación ad hoc”.

El magistrado añade que no consta que quienes iban en ese vuelo “tuvieran autorización de las autoridades españolas para operar en nuestro país con esas identidades supuestas”. Pese a que los 13 tripulantes de la aeronave que hizo escala en Palma pudieron haber cometido un delito de falsificación de documentos oficiales, el juez ha decidido archivar el caso ante la imposibilidad de practicar más diligencias para averiguar su identidad.

Admite así la petición de la fiscalía, que instó el archivo de la causa y el rechazo de la solicitud de la acusación popular, representada por la Asociación Libre de Abogados, Izquierda Unida y la Asociación Pro Derechos Humanos de España, que pedían la imputación de cuatro ex altos cargos de los Ministerios de Defensa, Exteriores y Presidencia por haber permitido esa escala.

Khaled el Masri, de 43 años, declaró ante el juez haber sido secuestrado y torturado antes de que le embarcasen en Macedonia en un avión fletado por la CIA con destino a Kabul (Afganistán). El avión fue supuestamente el que hizo escala en Palma de Mallorca. La fiscalía de Múnich llegó a emitir, en 2007, una orden de detención contra los 13 supuestos miembros de la CIA —11 hombres y dos mujeres— que viajaban ese día en el avión. Se les acusaba de secuestro y lesiones graves, pero el Gobierno alemán no llegó a pedir formalmente su extradición.

La Fiscalía solicitó la declaración de El Masri ante la "coincidencia de fechas" entre su relato y la escala en Palma de Mallorca del vuelo Argel-Palma-Skopje (Macedonia), realizado por un Boeing 737 el 22 de enero de 2004 y que es el mismo avión que fue supuestamente utilizado para trasladar al detenido hasta Kabul dos días después.

El caso del vuelo de Khaled el Masri fue uno de los asuntos destapados por Wikileaks. Según los cables de comunicaciones reservadas, la Embajada de Estados Unidos en Madrid hizo en febrero de 2007 un balance sobre el caso de los vuelos de la CIA: “Estamos menos preocupados por la importancia inmediata que tenga cualquier información desclasificada por el CNI o Defensa que por la aparente coordinación existente entre el juez Moreno [el instructor] y los fiscales alemanes del caso El Masri [el alemán de origen libanés secuestrado por la CIA y que presuntamente pasó por el aeropuerto de Palma)] (...) Esta coordinación entre fiscales independientes complicará nuestros esfuerzos para que este asunto se gestione discretamente de Gobierno a Gobierno”, decía el informe confidencial.

Más información