Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel exhibe sintonía con Rajoy: “Recordaré esto toda mi vida”

La canciller alemana reivindica al presidente del Gobierno español no solo como un aliado político sino casi como un amigo

Angela Merkel y Mariano Rajoy, en Santiago de Compostela. Ver fotogalería
Angela Merkel y Mariano Rajoy, en Santiago de Compostela.

Tras casi 24 horas juntos en Santiago de Compostela, la ciudad natal del presidente español, Angela Merkel y Mariano Rajoy exhibieron un enorme grado de sintonía no solo política sino incluso personal. Ambos compartieron un paseo de cinco kilómetros en el camino de Santiago y después se fueron juntos a cenar en una conocida marisquería, donde permanecieron casi cuatro horas en una conversación que siempre se produce a través de intérpretes, ya que no tienen un idioma común que ambos dominen. Todo eran gestos de cercanía. Después de una visita conjunta a la catedral de Santiago, Merkel se declaró “conmovida” por esta visita “especial” y una reunión atípica con Rajoy.

“Esta ha sido una invitación de amistad, no solo hemos tenido las conversaciones políticas habituales. He podido conocer una parte de la historia española y me conmovió especialmente recorrer el camino de Santiago con Mariano. Aquí ha habido un ambiente especial, me llevo un recuerdo para toda la vida. He conocido la historia de la ciudad natal de Rajoy, también de este Parador [el Hostal de los Reyes Católicos, donde se celebró la cumbre] y de la catedral”.

Merkel reivindicó a Rajoy no solo como un aliado político sino casi como un amigo. “Este marco ha favorecido un ambiente muy especial para nuestras conversaciones. Es muy distinto a las reuniones de Bruselas, donde no hay tiempo para hablar a fondo. Las relaciones son muy buenas, hay una gran sintonía entre nosotros”, insistió.

Tan entusiasmada estaba que invitó a Rajoy al pueblo donde se crio, Templin. “Mi patria chica también es patrimonio de la humanidad, como Santiago. Si unimos los dos recorremos casi toda Europa”, ironizó.

El presidente español también se esforzó por mostrar esa sintonía. “Agradezco la visita a nuestra buena amiga Angela Merkel. Nuestras conversaciones siempre son fructíferas, pero el placer en esta ocasión es doble, porque he tenido ocasión de mostrarle los lugares emblemáticos de la ciudad donde nací, Santiago. Además hemos recorrido juntos el camino que también recorren miles de alemanes [es la segunda nacionalidad que más lo visita] y que por motivos religiosos u otros siempre encuentran en él inspiración. Ha sido una reunión muy provechosa y las relaciones son magníficas”, remató.

Merkel se quedó todavía, después de la rueda de prensa, a almorzar de nuevo con Rajoy como muestra de ese nuevo acercamiento y finalmente regresó a Alemania después de dos días intensos en Santiago de Compostela en los que los dos dirigentes han querido ofrecer una imagen de socios preferentes y referentes de la derecha en una Unión Europea donde los otros dos grandes países, Francia e Italia, están en manos de la izquierda y el Reino Unido se coloca cada vez más alejado del corazón de la UE.

Más información