Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La delincuencia tiende a la baja

Interior afirma que España registra la menor tasa de criminalidad desde 2003

La delincuencia tiende a la baja pulsa en la foto

España registra la tasa de criminalidad más baja desde el año 2003, según un informe del Ministerio del Interior, cuyos dirigentes no ocultan su indisimulada satisfacción por este hecho. Teniendo en cuenta el número de habitantes y otros parámetros, España sufre menos delincuencia que Suecia, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Luxemburgo, Holanda, Austria, Reino Unido, Francia e Italia. Sólo Portugal y Grecia están mejor en este aspecto. Al comenzar la gran crisis económica, la policía presagió que habría un aumento de los delitos, sobre todo los robos y atracos, pero tales temores se han demostrado infundados. La familia ha actuado como colchón de apoyo de cientos de miles de parados y eso ha evitado que estas personas hayan caído en la delincuencia, según un experto policial.

Las infracciones penales —delitos y faltas— registradas en toda España en 2013 fueron 2.172.133, lo que supone un descenso del 4,3% respecto al año anterior y dejó la tasa de criminalidad en 46,1 delitos por cada 1.000 habitantes, el índice más bajo de los últimos 12 años. Esos datos incluían por primera vez todos los hechos conocidos por el Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil, la Ertzaintza, los Mossos d'Esquadra, la Policía Foral de Navarra y 71 cuerpos de Policía Local.

El ministro del Interior, Jorge Fernández, tras presentar en enero pasado los datos referidos a 2013, se enorgulleció de que España es “uno de los países más seguros de Europa” y, además, de que es “crecientemente seguro”.

¿Cómo está la situación en la actualidad? La estadística oficial sobre los cinco primeros meses del presente año viene a corroborar los pronósticos de Fernández de que la delincuencia seguiría una línea descendente.

En el mes de mayo pasado, España registraba una tasa de criminalidad de 45,1 delitos y faltas por cada 1.000 habitantes, “la más baja de toda la serie histórica desde el año 2003”, según Interior.

Todas las modalidades delictivas —atracos, robos en domicilios, comercios y bancos, sustracción de vehículos, narcotráfico, daños, hurtos— han descendido con relación al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, han experimentado un ligero aumento los homicidios y los asesinatos, que pasaron de 124 a 132 casos (un 6,5% más), las violaciones, que crecieron desde 490 a 497 (un 1,4% más) y las lesiones, que se incrementaron de 6.380 a 6.416 (un 0,6% más).

Las autoridades de Interior están satisfechas por los buenos resultados contra la criminalidad; pero no ocultan su inquietud por el aumento de los asesinatos y las violaciones, dos de las modalidades penales de mayor gravedad.

Además, hay que tener en cuenta que ya en 2013 los cuerpos de seguridad tuvieron conocimiento de 1.298 violaciones (18 casos más que en 2012), lo que supuso un ligero repunte del 1,4%. En lo que va del presente año, se mantiene esta tendencia alcista de los ataques sexuales.

Baleares, Ceuta, Cataluña y Madrid sufren los mayores índices delictivos

Uno de los casos que más obsesiona a la policía es el pederasta que ha raptado a dos niñas en Madrid desde el pasado abril. Las pesquisas aún no han dado con este individuo que está causando cierta psicosis entre los vecinos de la zona donde ha actuado.

En años anteriores, tras la llegada del PP al Gobierno, las principales preocupaciones de la policía y la Guardia Civil fueron los robos en viviendas, especialmente si los dueños estaban dentro cuando irrumpían los ladrones, y los saqueos de las explotaciones agrícolas y ganaderas, protagonizados en este último supuesto por bandas de cuatreros.

Los propietarios de viviendas y, sobre todo, los dueños de campos de cultivo y granjas de ganado se quejaron tanto que obligaron a la policía y a la Guardia Civil a poner en marcha planes para combatir ambas modalidades delictivas. El estudio de Interior proclama que su eficacia ha sido tal que los robos en domicilios han descendido el 5% y los saqueos de cultivos y establos han disminuido el 12,5%.

Baleares, Ceuta, Cataluña, Madrid, Melilla y la Comunidad Valenciana son hoy los territorios que padecen los más altos índices de criminalidad. Pero un informe del Ministerio del Interior advierte: “El cálculo de esta tasa se realiza con la población oficial censada, y no con la población turística o residente con carácter temporal. Por eso, al estar todas esas [regiones] afectadas por movimientos turísticos o por fenómenos migratorios, hay que tomar con prudencia esta aseveración”.

En Europa, solo Portugal y Grecia ofrecen unas tasas mejores

En el extremo opuesto, Extremadura, Galicia y Asturias son los territorios en los que actualmente se registra un menor número de delitos y faltas.

La criminalidad ha descendido entre enero y mayo de 2014 respecto al mismo periodo de 2013 en todos los territorios, excepto en Cantabria y Navarra”, admite el informe. No obstante, señala a continuación que durante los últimos meses se están incorporando por primera vez datos aportados por la Policía Local, “lo que ocasiona en muchos casos aumentos no reales de la delincuencia, como ocurre con Navarra”.

Los analistas recalcan que el descenso de la criminalidad coincide con la sensación subjetiva de la ciudadanía de que España es un país seguro. A este propósito traen a colación el barómetro del pasado junio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que refleja que la seguridad solamente representa una preocupación para el 1,6% de los encuestados. Entre las inquietudes ciudadanas están muy por delante el paro (76,8), la crisis económica (28,4), la situación política (28,0), la sanidad (el 11,5) y la inmigración (3,1).

Interior relaciona las “bajas tasas de criminalidad” con el hecho de que muchos extranjeros elijan España para pasar sus vacaciones. En efecto, el turista rehúye los lugares en que puede haber inseguridad. “España sigue siendo un país turístico por excelencia. Prueba de ello es que recibió 21,4 millones de turistas extranjeros [entre enero y mayo pasados], lo que supone un aumento del 8,2% respecto al mismo periodo de 2013”, concluye el informe.

Más información