Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tres candidatos rivalizan en medidas de regeneración y de apertura

Solo Tapias plantea una consulta sobre la monarquía y hace autocrítica sobre los ERES

De izquierda a derecha, Eduardo Madina, Pedro Sanchez y Jose Antonio Perez Tapias. Ampliar foto
De izquierda a derecha, Eduardo Madina, Pedro Sanchez y Jose Antonio Perez Tapias.

Los tres candidatos a la secretaría general del PSOE han rivalizado en las propuestas de regeneración, de apertura del partido y contra la corrupción, solo con algunos matices. Por ejemplo, Pedro Sánchez es partidario de la eliminación del aforamiento de los parlamentarios, mientras que Eduardo Madina quiere limitarlo para el ejercicio de sus funciones y José Antonio Pérez Tapias es el único que hace autocrítica de la manera de afrontar el caso de los ERE de Andalucía y sobre la monarquía.

Y sobre Cataluña los tres han defendido la reforma federal de la Constitución, pero con diferencias como que Madina defiende consultas para toda España y basadas en el artículo 92 de la Constitución -"Creo en las consultas populares", dijo- y, sobre todo Pérez Tapias que ha admitido la posibilidad de que se celebre una consulta no vinculante solo en esa comunidad. El formato no obstante hacía difícil la confrontación y el debate sobre puntos concretos y no hubo mención a medidas de empleo y económicas. Solo derogación de la reforma laboral, pero más como defensa de derechos sociales.

Origen

No hubo mención a medidas de empleo y económicas.

Pedro Sánchez se ha presentado como "militante de base" que hace "año y medio no estaba en política" y que ha sufrido el desempleo juvenil. El ahora diputado fue concejal y parlamentario hasta 2011 y volvió al Congreso hace unos meses. "Soy uno más", ha dicho y ha reiterado que el PSOE hace falta "un cambio desde abajo".

Eduardo Madina en cambio ha reivindicado la actividad política asegurando que lleva en el PSOE desde los 17 años. "Es una oportunidad de que el partido salga reforzado", ha asegurado, además de remarcar los "años de lucha en el País Vasco" y "muchos años y kilómetros desde los 17 años" que le han servido para conocer "las ideas y valores del socialismo, del que conozco su corazón, su cabeza, su cuerpo y el precio que han pagado". Ha repetido que no representa a nadie como insinuación de apoyo de aparatos regionales a sus oponentes y que si votan los militantes es porque él lo ha pedido.

José Antonio Pérez Tapias se ha presentado como profesor universitario y al hablar de su trayectoria ha reivindicado su posición díscola en el Congreso en la anterior legislatura cuando, por ejemplo, votó en contra de la reforma del artículo 135 de la Constitución.

Partido y regeneración

Los tres han rivalizado en propuestas de transparencia y cambio en el funcionamiento del partido. Los tres han pedido a sus rivales que se integren en la Ejecutiva que salga del Congreso y solo Sánchez ha dejado claro que estará aunque no gane el 13 de julio.

Por ejemplo, Madina ha propuesto dos mandatos para todos los cargos institucionales y orgánicos, solo un puesto público para cada socialista y cambiar el orden de los congresos, para que primero se celebren en las agrupaciones, en las federaciones y por último el federal.

Pérez Tapias ha propuesta que "igual que paridad de género, el 40% de las ejecutivas y comités no esté ocupado por cargos públicos".

Sánchez se ha sumado la limitación de mandatos y ha añadido que "el Estado debe intervenir en el funcionamiento de los partidos: para limitar los mandatos dos legislaturas, para ir al aforamiento cero y que no haya financiación privada de los partidos". También ha hablado de "listas cremallera" de mujeres y hombres y legislaturas, aforamiento cero y "fin a la presencia de políticos en instituciones garantes de la limpieza democrática como el Tribunal de Cuentas".

Ha explicado que si gana una vez al año su ejecutiva y él se someterán en asamblea a los militantes.

Primarias abiertas

Los tres se han comprometido a celebrarlas en noviembre como está previsto para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno. La única diferencia es que Pérez Tapias reiteró que no se presentará. Madina, además, explicó que solo lo hará si gana.

Tapias ha asegurado que lo hace para evitar "la acumulación de poder, garantizar que sean transparentes, que las direcciones son imparciales, que no haya ventaja a unos y a otros y no ser juez y parte para potenciar la participación".

Para Madina "no hay ninguna razón para que el secretario general no pueda concurrir a las primarias. Me cuesta encontrar alguna razón para prohibírselo". "Lo valoraré bien si salgo secretario general y si no salgo no me presentaré", ha añadido.

Pedro Sánchez ha lanzado insinuaciones sobre las referencias de Madina a que hay elecciones directas porque lo pidió. "Lo de un militante un voto no solo no es petición de un compañero sino patrimonio de todos". "Seré coherente con mi trabajo y voy a hacer primarias abiertas para noviembre, no os quepa la menor duda", ha remachado.

Corrupción

Los tres han incidido en la necesidad de afrontar la corrupción, con algunos matices en las propuestas y, sobre todo, la diferencia de que Sánchez y Madina han defendido cómo se ha hecho frente a caso de los ERE, mientras que Pérez Tapia ha sido autocrítico porque, en su opinión, no se han asumido responsabilidades políticas desde el inicio.

Sánchez ha repetido que cree en la "honradez intransigente" y ha propuesto medidas como tasar los indultos y que desde la apertura de juicio oral haya que abandonar los cargos.

Madina ha defendido que una sala específica de la Audiencia Nacional se encargue de los casos de corrupción, que las empresas no puedan financiar los partidos y que se haga una ley de transparencia como la de Reino Unido para que "cada euro que pagamos sepamos dónde va". También que no se pueda indultar por casos de corrupción, que se haga un código deontológico en el PSOE y que se tenga que dimitir si hay apertura de juicio oral.

Madina ha discrepado de Sánchez porque no es partidario de eliminar el aforamiento de los parlamentarios, sino solo de limitarlo a su actividad. "Si por defender a los trabajadores me mete una querella quiero estar protegido en mi función. Hay que ser serio", ha dicho.

Pérez Tapias ha ido más lejos en pedir que la imputación suponga el abandono de los cargos y si es declarado inocente "que vuelva por la puerta grande"

Respecto a los ERE, Pérez Tapias, militante de Andalucía ha lamentado la falta de respuesta en el inicio. "Hubiera sido diferente si se hubieran asumido responsabilidades en el momento oportuno. No se han asumido. No estarían tapándonos la boca".

Monarquía

Sobre la monarquía, también se ha distinguido Pérez Tapias, admitiendo la posibilidad de celebrar una consulta en el futuro.

Sánchez ha dicho sentirse republicano, pero ha puesto delante otras prioridades. De la misma forma, Madina ha asegurado que sus prioridades de reforma constitucional se refieren al "modelo social, la educación y la sanidad, para establecer una protección con mínimos de inversión para nunca vivir la pesadilla que nos hace vivir Rajoy".

También para ir a un modelo federal con mejor financiación y cambiar el Senado y "si no se consigue se cierra para agilizar trámites y abaratar costes".

Pérez Tapias ha criticado la forma en que se afrontó la abdicación en el Parlamento -"El parlamento tienen que dignificarse a sí mismo"- y ha pedido "que no se hurte el referéndum a la ciudadanía, puede realizarse y el PSOE mantener posiciones republicanas, a las que obliga la memoria republicana". Acabó esta parte con un "Majestad Felipe VI somos republicanos".

Puertas giratorias

A la pregunta de un militante sobre el paso de la política a la actividad privada, Sánchez y Pérez Tapias se han pronunciado por una limitación total de las llamadas "puertas giratorias" y Madina con matices.

Sánchez ha explicado que "hay que ser ejemplares" y ha abogado por cerrar esas puertas.

Madina ha hablado de "casos escandalosos", ha ofrecido una "propuesta clara y concisa", de la "fabricación de incompatibilidades para gobierno central y autonómicos para sectores sobre los que han legislado", pero ha añadido que se puede "condenar a nadie a la muerte laboral tras prestar un servicio público y hay que traer talento a la política".

Pérez Tapias ha asegurado que "hay que cerrar las puertas giratorias y abrir las puertas del partido. Cuantas menos puertas giratorias, más puertas abiertas en el partido.

No son éticamente defendibles, son estéticamente feas, dañan la vista".

Tres primeras medidas

A pregunta de un militante, Sánchez ha hablado de la importancia de las elecciones autonómicas y municipales de 2015, para explicar las primeras medidas que tomaría. Y de la "jubilación democrática de Rajoy".

Como presidente del Gobierno, de derogar la reforma laboral, recuperar la negociación colectiva y el valor de los sindicatos; derogar la reforma de la administración local y hacer una ley de muerte digna Los tres han hablado de medidas sobre los ayuntamientos, ámbito en el que trabaja la mayoría de sus militantes, los que votan el 13 de julio.

Madina, en el partido, ha prometido una dirección con secretarios de área que se lo sepan: integrada y unida; la mejor campaña de elecciones municipales y autonómicas, ante ataque a la autonomía local; derogación de la ley de administración local, "parar la cacicada en elección directa de alcaldes" y autonomía financiera municipal.

También "pactar con los que estuvieron a nuestro lado y se han escapado: las mujeres que están contra el aborto; los que defienden derechos sociales y los trabajadores sobre todo los de UGT".

Como presidente del Gobierno derogaría la reforma laboral, el aborto, la ley de seguridad ciudadana, la reforma del Consejo General del Poder Judicial, la de seguridad privada, y las leyes que afectan a derechos civiles.

Abriría una mesa de diálogo social con UGT y Comisiones Obreras y llamaría a Artur Mas para que "hablemos y dialoguemos porque esto no puede seguir así". Le ofrecería una reforma constitucional federal.

Pérez Tapias ha hablado de girar a la izquierda, de diálogo social con sindicatos, asociaciones y "mareas" y de "abrir las sedes como "casas del pueblo" para "situar a nuestro partido a la izquierda con una política trasformadora como alternativa". Publicaría las cuentas del partido y su financiación. No será presidente, pero pediría derogar la ley Wert de educación, reformar Europa para hacer frente a los euroescépticos y diálogo para salir de la crisis institucional, con un proceso constituyente hacia el Estado federal y plurinacional.

Cataluña

La principal diferencia es que Sánchez descartó una consulta sobre Cataluña, Madina la admitió no vinculante en toda España - "Creo en las consultas populares"- y Pérez Tapias lo acepta solo para Cataluña. Aunque los tres han insistido en la propuesta federal del PSOE. 

En este apartado ha habido varios reproches implícitos entre Madina y Sánchez por declaraciones de ambos en días previos. Así, Madina ha empezado por un reproche implícito a Sánchez que hace días habló de reconocer a Cataluña como nación y luego rectificó. "Yo no voy a decir los lunes que en España hay una nación y dos naciones los martes", ha dicho. Se ha mostrado partidario de utilizar el artículo de la Constitución que permite hacer consultas legales sobre asuntos de trascendencia. En este caso concreto de forma no vinculante.

Sánchez ha hablado de "referendo entre todos los españoles para validar la reforma federal", con referencias a declaraciones de Madina en las que daba a entender que es partidario de una consulta en Cataluña. Madina le ha respondido con referencias a Gregorio Peces-Barba y explicando que esa consulta no vinculante sería en toda España, según al artículo 92 de la Constitución.

"¿Por qué no somos más valientes?", se ha preguntado Pérez Tapias, para defender la necesidad de saber qué piensan los catalanes en un referéndum consultivo y no vinculante al inicio del proceso.

Errores y Zapatero

El más duro con la etapa de Zapatero ha sido Sánchez. Al hablar de errores en esa etapa ha hablado del indulto al banquero Alfredo Sáenz del nombramiento de Miguel Ángel Fernández Ordóñez como gobernador del Banco de España.

Madina ha hecho autocrítica de la presencia de políticos en las cajas de ahorros, de no haber hecho frente a los desahucios regulando la dación en pago, no haber aprobado la ley de igualdad de trato y no haber denunciado el concordato con la Iglesia católica. En este punto ha sido aplaudido por los militantes.

Pérez Tapias se ha referido a la reforma exprés del artículo 135 de la Constitución en 2011, a la que él se opuso como diputado y rompió la disciplina de voto.