Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez exhibe fuerza en avales y Madina invoca el voto de las urnas

El liderazgo del PSOE lo disputarán Sánchez Castejón (45.000 avales), Eduardo Madina (26.000) y Pérez Tapias si se validan sus 12.000 firmas

El candidato a la Secretaría General del PSOE, Pedro Sánchez, a su llegada este viernes a Zaragoza.rn Ampliar foto
El candidato a la Secretaría General del PSOE, Pedro Sánchez, a su llegada este viernes a Zaragoza. EFE

Si por el número de avales fuera, se podría anunciar que Pedro Sánchez será el próximo secretario general del PSOE. Pero la batalla por la sustitución de Alfredo Pérez Rubalcaba empieza ahora y culminará el próximo 13 de julio, cuando los casi 200.000 militantes socialistas acudan a las urnas en sus agrupaciones y voten en secreto por uno de los aspirantes. Después, los días 26 y 27 de julio, se celebrará un congreso, no ya con militantes, sino con delegados que con seguridad seguirán la voluntad de la militancia.

Ha empezado en la sede federal del PSOE, en la calle Ferraz de Madrid, el recuento para validar los 45.000 avales que en principio ha conseguido Pedro Sánchez, porque a los 36.000 presentados físicamente hay que sumar casi 9.000 registrados en la base de datos de Ferraz, enviados por los militantes. Más de 26.400 tenía ya contabilizados Eduardo Madina. Y José Antonio Pérez Tapias superaba los 12.000. Este último peleó hasta última hora por conseguir el mínimo imprescindible, 9.800, equivalente al 5% de la militancia. La certeza absoluta de su candidatura no se tendrá hasta primera hora de la mañana de este sábado, cuando se hayan validado sus avales si no se registran duplicaciones. Por muchos errores que pudiera haber en las papeletas de Madina y Sánchez, es tal el margen que han conseguido que no tendrán el menor problema. El cuarto en liza, Alberto Sotillos, del colectivo Socialismo Democrático, anunció que no había logrado entrar en la carrera. Por tanto, tres aspirantes: Sánchez, Madina y Pérez Tapias, si este último lo consigue, serán los candidatos que aspiren a la secretaría general del PSOE, y así serán proclamados el próximo 2 de julio por la dirección federal. Durante la noche de ayer, un sistema informático reconocía la validez de sus apoyos.

La avalancha de votos para Sánchez desde Andalucía —casi 15.000—, así como 5.000 en Valencia, parece indicar que los aparatos regionales de las federaciones más nutridas en afiliación se han volcado con el diputado madrileño. Ningún secretario general de los diez que salieron a pedir a la presidenta andaluza, Susana Díaz, que se presentara para liderar el PSOE, lo ha hecho ahora, pero desde la candidatura de Madina se da por supuesto que esos apoyos han sido ahora para el diputado madrileño Sánchez. “Los avales nacen de la fuerza de la calle”, replicaron ayer los integrantes del equipo de Sánchez que se presentó en la sede madrileña del PSOE para presentar las firmas. Estefanía Martín Palop, de la agrupación de El Palo, en Málaga, actuó de portavoz. “Miles y miles de afiliados han querido sumarse a un proyecto de ilusión”, señaló la militante malagueña. Otros afiliados de Sevilla, Zaragoza, Alicante y Madrid componían la delegación pro Sánchez, junto a la diputada del PSC Teresa Cunillera y el madrileño José Cepeda. Nada de aparatos, sino militantes de base “ilusionados”, insistieron desde el equipo del madrileño, al resaltar que Sánchez empezó la carrera hace muchos meses “en solitario”. Lo cierto es que cien plataformas han trabajado por conseguirle los avales. ¿Exhibición de poder? No, respondió la militante malagueña, sino que se ha querido mostrar “la ilusión y confianza” que ha generado Sánchez entre los militantes.

A estos es a los que se ha dirigido Eduardo Madina desde que también hace muchos meses empezó a viajar por toda España para reunirse con ellos. Si Sánchez ha acaparado avales en Andalucía, Valencia, Aragón, Baleares y Canarias, en el equipo de Madina se resaltaba su triunfo en Cataluña, Asturias y Extremadura.

“Nos dirigimos a todos los militantes de este partido. El número de avales nunca lo hemos considerado una cifra para competir, sino un requisito que hemos cumplido”, señaló Inma Aguilar, jefa de campaña de Madina. “Nuestra batalla son los votos”, remachó.

Ninguno se reconoce el candidato de los aparatos regionales. A este respecto, Pérez Tapias, de la corriente Izquierda Socialista, incluso sonríe. Nunca los aparatos han estado con esa corriente. De momento, ninguno duda de la pulcritud del aparato de Ferraz, que dirige el secretario de Organización, Óscar López.