Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nóos, de instituto sin lucro hasta la imputación de una infanta

La trama, que acaba con una Infanta imputada, empieza con la creación de una ONG en 1999

La Infanta Cristina junto a su marido
La Infanta Cristina junto a su marido EFE

El entramado creado en torno a un instituto sin ánimo de lucro, fundado hace ya 15 años, ha acabado con los duques de Palma imputados por un juez. La asociación y consultaría Nóos, que comienza realmente a funcionar en 2003, se encarga de organizar actividades entre 2004 y 2006 por las que cobraba cantidades desproporcionadas. Con Iñaki Urdangarin a la cabeza, el instituto crea una red de empresas —como la inmobiliaria Aizoon SL; Virtual Strategies SL; Shiriaimasu; Intuit Strategy Innovat; y De Goes Center For Stakeholder Management—; y el dinero que gestionan acababa en manos de compañías privadas con ánimo de lucro. El caso Palma Arena permitió la apertura de la investigación. Esta es la detallada cronología de los hechos.

1997. Iñaki Urdangarin, todavía novio de la infanta Cristina, afronta su primer problema público con las arcas de la Administración. El Ayuntamiento de Barcelona le reclama una deuda de más de 2.400 euros acumulada entre 1993 y 1997 por 19 multas, Impuesto de Bienes Inmuebles e impuestos de circulación.

1999. Comienza todo. Se funda Nóos, como Instituto de Investigación Aplicada. Pertenece a Diego Torres y no tiene ninguna actividad hasta 2003, cuando nombran a Urdangarin administrador de esa asociación sin ánimo de lucro. A partir de ese año, el Instituto Nóos recibió encargos de los Gobiernos de Camps y Matas para organizar congresos en los que se debatía sobre la importancia de los eventos deportivos para la salud de las ciudades o para los negocios turísticos.

2001. Iñaki Urdangarin, duque de Palma de Mallorca, ha sido nombrado director del área de Planificación y Desarrollo de Octagon Esedos, compañía de la que es accionista Motorpress Ibérica. Dejaría este trabajo en octubre de 2009.

2003. El ex presidente Jaume Matas ficha a José Luis Ballester, Pepote, como director general de Deportes. Es amigo de Iñaki Urdangarin. Será determinante porque años más tarde pacta con la Fiscalía Anticorrupción un acuerdo de colaboración. Confiesa hechos, citas, personajes y firmas. Pepote tenía una relación de confianza con las infantas Cristina y Elena y, de manera especial, con el Príncipe Felipe, con quien regateó.

2003. El duque de Palma marca personalmente la tarifa por su firma en los estudios sobre estrategias de patrocinios privados y asesoramiento de la alta dirección de las empresas. El yerno del Rey negocia y suscribe, como gestor de Nóos, un detallado contrato de su grupo con la compañía Telefónica por el que acuerda un pago de 181.000 euros, más el IVA y, además, los gastos generados por los trabajos. La asesoría se debía celebrar entre el 15 de julio y el 31 de diciembre, cinco meses y medio.

2003. El entonces presidente de Baleares, Jaume Matas, cita a Urdangarin en su despacho oficial para negociar un convenio de colaboración con el Instituto Nóos. Se firmó a los pocos días por 1.100.000 euros.

2004. En enero, la trama de Nóos logra tres adjudicaciones amañadas en Palma por un valor de 300.000 euros. Según la acusación del caso Urdangarin, se pagan trabajos ficticios o sin contenido tras intermediar en la venta por 18 millones de euros al Gobierno de Jaume Matas del equipo ciclista Banesto, que pasa a llamarse Illes Balears.

2004. El Instituto Nóos cobra de la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia —a través de CACSA y de la fundación— un total de 3,7 millones de euros por la organización de tres ediciones del Valencia Summit, un certamen sobre las ventajas de las ciudades que acogen eventos deportivos. Urdangarin también cobra un estudio para celebrar los primeros Juegos Olímpicos Europeos en Valencia. Los tres certámenes de Valencia Summit, celebrados entre 2004 y 2006, costaron 900.000 euros anuales, es decir, 2,7 millones financiados al 50% por Turismo Valencia y Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA). Además se pagan otros 700.000 euros por desplazamientos y alojamientos de los participantes. El Ayuntamiento de Valencia, que preside Rita Barberá, pagó 148.000 euros en 2004 y 215.000 euros al año siguiente por gastos.

2004. Urdangarin factura al Ayuntamiento la localidad madrileña de Alcalá de Henares, gobernado por el PP, 30.000 euros. Además, intentó, sin éxito, proponerle un proyecto relacionado con el deporte que les habría supuesto unos ingresos de 300.000 euros. El 5 de enero de un año antes, los duques de Palma asistieron, acompañados de sus hijos, a la cabalgata de Reyes del municipio.

2005. La investigación judicial califica de “totalmente desproporcionados” los precios de Noos. Además, se atribuye al instituto la “simulación de la contratación de servicios ficticios a entidades mercantiles o presumiblemente facturados por importe superior al servicio realmente prestado”. En el sumario figura un presupuesto de 1,2 millones de euros que pidió para la organización en noviembre de un congreso de dos días sobre Turismo y Deporte (Illes Balears Forum 2005. Por viajes y alojamiento de 100 personas se facturan 240.000 euros. De estos, 80.000 corresponden a “cuatro comidas, tres cenas y seis coffee breaks” para esos invitados. Según las facturas entregadas por Diego Torres, socio de Urdangarin y principal imputado en la causa, al menos 116.000 euros acabaron en la caja de la empresa Aizoon, propiedad del duque de Palma y de su esposa, la infanta Cristina.

2005. El diputado socialista Antonio Diéguez destapa en Palma el asunto de manera discreta. Denuncia eses primer convenio de Nóos con el Gobierno de Jaume Matas. No nombra a Iñaki Urdangarin, pero resalta que se trata de un "pésimo ejemplo de administración de los dineros públicos". Detalló algunas partidas como 40.000 euros para un director de publicaciones y 50.000 para el director de la red de regiones.

2005. La Consejería de Presidencia de la Comunidad Valenciana cita a financieros y comerciantes regionales a una reunión en el Museo Príncipe Felipe con Iñaki Urdangarin. El expresidente del Valencia Club de Futbol, Juan Bautista Soler, declara ante la policía y el fiscal que “se sintió obligado” a aportar 30.000 euros al Instituto Nóos “debido a que era Iñaki Urdangarin quien pedía”. El dueño del Villarreal, Fernando Roig, asegura haber pagado 690.000 euros para “esponsorizar” el estadio de El Madrigal, en Castellón. El ex presidente y ex dueño del Mallorca, Vicente Grande, comprometió una cantidad menor, 10.000 euros.

2006. Un registro relacionado con el caso Palma Arena desvela un correo electrónico fechado el 21 de marzo de 2006 a las 19.38. “Se trata de un evento deportivo llamado World Beach Games. Iñaki me ha comentado que estarás disponible en tu despacho”, relata un trabajador de Noos.

2006. La Generalitat Valenciana firma el 26 de mayo un convenio con el instituto de Urdangarin, a través de la Sociedad Gestora para la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunidad Valenciana. El Instituto Nóos recibirá del Gobierno autonómico un total de 1,7 millones de euros tras la firma de dos contratos. Uno de ellos, por 1,3 millones fue pagado a lo largo de tres años. Sin embargo, el segundo, firmado por otros tres millones, no llegó a ejecutarse, aunque el instituto sí percibió 382.000 euros de la administración valenciana.

2006. Semanas antes de renunciar, monta con su socio Diego Torres las fundaciones Areté (sin apenas actividad) y Deporte, Cultura e Integración Social. Esta logra 144.000 euros entre 2007 y 2008 del Ayuntamiento de Madrid. La investigación rechaza que Urdangarin se desvinculara del entramado. El fiscal relaciona al duque con actividades de la trama “hasta hoy” a través de la empresa adquirida por el grupo Nóos para efectuar la supuesta ocultación de fondos en paraísos fiscales, De Goes Center For Stakeholder Management. Fiscalía avala su afirmación con datos y nombres aportados por la Agencia Tributaria y el Grupo de Delincuencia Económica. Afirma que De Goes percibió 300.000 euros de Nóos y generó “salidas invisibles” de 420.000 y 50.000 euros fuera del país.

2007. Pese al supuesto abandono, se interviene un correo electrónico en el que se habla del “dinero dado por DT [DiegoTorres] e IU [las iniciales del hombre del yerno de don Juan Carlos]” para lanzar su nuevo “proyecto”, la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social. En poco más de dos años, esta nueva entidad recauda más de 400.000 euros de donaciones de grandes empresas.

2008. Comienza el caso Palma Arena. El juez instructor José Castro y los fiscales Juan Carrau y Pedro Horrach investigan en agosto el complejo deportivo, cuya construcción se disparó desde los 48 millones de euros de la licitación pública hasta 110 millones que el edificio costó finalmente. De este caso surgirá el caso Urdangarin.

2009. Los duques de Palma se trasladan en verano a vivir a Washington con sus cuatro hijos. El cambio de domicilio de la hija menor de los Reyes de España se dijo entonces que obedecía a nuevos compromisos profesionales de Iñaki Urdangarin.

2010. Diego Torres, el socio de Urdangarin, aporta en septiembre a los investigadores del caso Palma Arena 384 documentos relacionados con los contratos que el Instituto Nóos suscribió con el Gobierno balear. Se delimita la trama. El Instituto Nóos, sin ánimo de lucro, y el resto de las empresas privadas con ánimo de lucro y propiedad de Urdangarin o Torres tenían “el mismo domicilio social real y sus respectivos empleados desarrollaban sus servicios para el Instituto Nóos, de forma tal que solo nominalmente cobraban la nómina de una u otra sociedad”. Los autos judiciales citan el caso de María Teresa Zazo Almagro, “que figura, en años sucesivos, como empleada de las siguientes entidades: Instituto Nóos, Nóos Consultoría Estratégica SL, Intuit Strategy Innovation Lab y Virtual Strategies, y que realmente su labor, independientemente de cual fuese la empresa contratante, era desarrollar servicios en relación con los eventos y proyectos realizados por el Instituto Nóos”.

2011. Diego Torres es imputado en junio como presidente y administrador último del Instituto Nóos, donde sustituyó a Urdangarin. En la causa están implicados Torres, su esposa Ana María Tejeiro, su cuñado Miguel Tejeiro y otro cuñado, el contable Marco Tejeiro. El dúo Torres-Urdangarin montó una Babel mercantil: Nóos Consultoría Estratégica, Instituto Nóos, Shiriaimasu, Intuit Strategy Innovation Lab, Virtual Strategies, Gecsa Formacion, Management for strategies, más Aizoon, la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social y la pantalla De Goes for Stakeholder. La casa de Torres y las sedes de las empresas fueron registradas por la policía y el fiscal Pedro Horrach, que le interrogó durante horas.

2011. Una comisión policial encabezada por el fiscal anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach, bajo la orden del juez José Castro, instructor del caso Palma Arena, efectúa el 7 de noviembre en Barcelona el registro judicial de la sede del Instituto Noos, creado por Iñaki Urdangarin, duque de Palma, esposo de la infanta Cristina de Borbón.

2011. El juez José Castro sostiene en sendos autos del 9 de noviembre que el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina de Borbón, y el socio de este, Diego Torres, utilizaron presuntamente varias sociedades para “apoderarse de fondos públicos” que recibía el Instituto Nóos. El escrito de diligencias dictado por el juez para autorizar los registros considera que los hechos investigados son constitutivos de los delitos de falsedad documental, prevaricación, fraude a la administración y malversación de caudales públicos.

2011. Iñaki Urdangarin asegura en noviembre que defenderá su “honorabilidad e inocencia” en relación con su gestión al frente del Instituto Nóos: “Cuando conozca los pormenores de las diligencias previas del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca, que en este momento son formalmente secretas, podré pronunciarme sobre su contenido. Me defenderé desde la convicción de que mi actuación profesional ha sido siempre correcta”.

2011. La Fiscalía Anticorrupción de Palma interroga en diciembre, en calidad de imputados a los ex directores generales de la empresa pública Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) de Valencia, Jorge Vela y José Manuel Aguilar por su presunta implicación en la firma de varios contratos entre la Administración valenciana y el Instituto Nóos. Jorge Vela, hermano del consejero de Hacienda del Gobierno valenciano, es ahora director del Instituto Valenciano de Finanzas. José Manuel Aguilar trabaja en la empresa privada.

2011. Discurso del Rey del 25 de diciembre. “Afortunadamente vivimos en un Estado de Derecho y cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La justicia es igual para todos”.

2012. El juez José Castro y el fiscal de Anticorrupción Pedro Horrach piden en enero conocer “la historia registral completa” de las propiedades inmobiliarias de Iñaki Urdangarin y de su empresa Aizoon, a medias con su esposa, la Infanta Cristina. Desde los movimientos en un banco extranjero hasta las operaciones con fincas e hipotecas. La decisión es posterior a los registros de las sedes barcelonesas de Nóos, la incautación de documentos sobre movimientos y depósitos. Tres departamentos de Hacienda (en Palma, Barcelona y Madrid) han emitido informes sobre este caso. Las dos viviendas investigadas están ubicadas en las calles Pedralbes y Elisenda de Pinós, de Barcelona. La segunda es la residencia de la pareja, el palacete familiar, hipotecado por más de tres millones. En ambas casas se fijaron los domicilios mercantiles, las sedes de sus empresas particulares.

2012. El asesor fiscal y administrador de la trama del Instituto Nóos, Miguel Tejeiro declara en febrero ante el juez como imputado. Afirma que Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres dirigían a la par la red de empresas bajo sospecha judicial, conocían todas sus actividades y tomaban decisiones. Ambos le ficharon y, además, le encomendaron montar una estructura fiscal internacional para pagar menos impuestos. Tejeiro y el abogado también imputado Salvador Trinxet niega que la sociedad pantalla de Nóos en Belice radicara en un paraíso fiscal.

2012. La infanta Cristina ha regresado a España para acompañar a su marido Iñaki Urdangarin, quien declara este sábado 25 de febrero ante el juez Castro. El imputado llegó un día antes.

20 de enero de 2013. “Desmedido ánimo de lucro”, es lo que atribuye el juez a Urdangarin y Torres, para los que pide una fianza de 8,1 millones. La Agencia Tributaria documenta otros tres posibles delitos contra Hacienda supuestamente cometidos por Urdangarin en 2007 y 2008, al haber dejado de declarar ingresos superiores a 120.000 euros en sendos años.

29 de enero de 2013. El juez cita a declarar como imputado a Carlos García Revenga, secretario de las Infantas y extesorero de Nóos, quien supervisó muchas de sus actividades.

15 de febrero de 2013. ¿Reunión en Zarzuela? Torres declara ante el juez que él y Urdangarin negociaron en 2004 en La Zarzuela la celebración del foro Valencia Summit con el entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

23 de febrero de 2013. Urdangarin, citado a declarar de nuevo por fraude fiscal. En el escrito, el juez también establece que también deben acudir a ofrecer su versión de los hechos el exsocio en el Instituto Nóos, Diego Torres, y su esposa, Ana María Tejeiro.

3 de abril de 2013. El juez imputa a la infanta Cristina, pero la Audiencia de Palma levanta la imputación y recomienda que se investigue si cometió un delito fiscal.

9 de octubre de 2013. Castro prueba que la Infanta usó dinero de Aizoon y se prepara para imputarla. El magistrado halla 150.000 euros de Aizóon en una cuenta que usó la Infanta

14 de noviembre de 2013. El fiscal Pedro Horrach registra un escrito en el que sostiene, a lo largo de 30 páginas, que no existen indicios de delito en la actuación de la Infanta en relación a los negocios de su marido y que, por tanto, no procede su imputación en la causa.

8 de enero de 2014. El instructor imputa por segunda vez a la infanta Cristina, ya que considera que existen indicios suficientes de supuestos delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal que habría cometido a través de Aizoon, la empresa cuya propiedad compartía al 50% con su marido.

8 de febrero de 2014. La infanta Cristina declara como imputada ante el juez instructor del caso Nóos, José Castro, en los juzgados de Palma.

10 febrero de 2014. La Fiscalía Anticorrupción estudia solicitar entre diez y diecinueve años de prisión para Urdangarin.

26 febrero de 2014. Declara como imputado el abogado Francisco José Carvajal, acusado de grabar a escondidas la declaración judicial de la infanta.

29 abril de 2014. El expresidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps niega haberse reunido con Urdangarin 

31 mayo de 2014.  El vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, declara como imputado que la Fundación Turismo Valencia contrató al Instituto Nóos porque lo presidía Urdangarin.

18 junio de 2014. El juez Castro pide a la Agencia Tributaria que aclare si Urdangarin pudo cometer delito fiscal en el IRPF de 2007 y 2008.

 

Más información