Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL REY ABDICA

Rajoy sugiere a quien quiere República que intente cambiar la Constitución

IU grita “Viva la República” y Santamaría les recuerda que el PCE pactó la Monarquía

El Gobierno tiene un apoyo muy mayoritario en el Congreso para sacar adelante rápidamente el proceso de la abdicación, pero en la calle la presión arrecia. Y el Ejecutivo, a través de su presidente, Mariano Rajoy, y su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, decidió ayer contestar a los manifestantes y a los partidos que les respaldan, en especial Izquierda Unida, con un mensaje: la Constitución permite su cambio, incluso de la forma de Estado de monarquía a República, pero tiene unos trámites. Así que si los ciudadanos o algunos partidos quieren la República o un referéndum para votarla, el camino está claro: presentar una reforma constitucional en las Cortes y someterla a votación. Por supuesto, ese texto sería rechazado con la aplastante mayoría absoluta del PP.

Rajoy no acostumbra a responder muchas preguntas, y menos de asuntos tan delicados como la abdicación del Rey, pero la casualidad quiso que ayer, justo al día siguiente del anuncio, el presidente tuviera prevista una intervención en unas jornadas de la revista The Economist en las que siempre el periodista Michael Reid le hace una pequeña entrevista. Preguntado sobre la abdicación, Rajoy quiso contestar de forma tajante a los manifestantes que exigen un referéndum como el que Italia hizo en 1946, por ejemplo. “Ahora hay quien pide un referéndum [entre Monarquía y República]. Pueden hacerlo, pero tienen que respetar los procedimientos establecidos en la Constitución. Si esta Constitución no les gusta, planteen una reforma en las Cortes, tienen pleno derecho a hacerlo. Lo único que no pueden hacer en democracia es saltarse las leyes, la democracia es el imperio de la ley”, aseguró para dejar claro que ese referéndum que se reclama en las manifestaciones y en las redes sociales está totalmente descartado.

En cualquier caso Rajoy se mostró convencido de que la monarquía tiene aún mucho apoyo. “Yo creo que la monarquía tiene en España un apoyo muy mayoritario”, aseguró. También recordó que ya hubo un referéndum, en 1978, que sancionó la Constitución con un 90% de apoyo y con ella la Monarquía. “En la Constitución aprobada en 1978 de forma muy mayoritaria se recogía la Monarquía”, explicó.

El presidente defendió al Príncipe. “Tiene gran apoyo popular, es una persona que lleva muchos años, que conoce muy bien el mundo y la realidad española. Estamos convencidos de que tendrá como mínimo el mismo acierto que el Rey”.

El presidente aseguró, frente a las especulaciones, que nada de lo que pasó era improvisado. “De este asunto el Rey me habló hace mucho tiempo. No hay nada improvisado. Le lleva dando vueltas tiempo, y ha decidido abdicar como ha sucedido en otros lugares de la Unión Europea. Estos asuntos no se improvisan”.

“Asuntos como la abdicación no se improvisan”, afirma el presidente

La vicepresidenta también se fajó para defender la monarquía y rechazar el referéndum. En un tenso debate en el Senado, Jesús Iglesias, de IU, le pidió que aceptara un referéndum acogiéndose al artículo 92, que permite consultar sobre asuntos relevantes, y acabó su discurso con un “¡Viva la República!” que indignó a los senadores del PP, que protestaron y contestaron con un “¡Viva la monarquía!”.

Sáenz de Santamaría recordó los trámites para reformar la Constitución, reivindicó el papel del Rey “que defendió las libertades, también las suyas, señor Iglesias”, y concluyó con un mensaje político al recordar que el PCE, antecedente de IU —y miembro principal de esta federación— se sumó al pacto constitucional en 1978 y por tanto apoyó la monarquía.

El Gobierno está haciendo un gran esfuerzo político por ofrecer una imagen de tranquilidad institucional después del mal resultado de las elecciones europeas y ahora con la abdicación. En las jornadas de The Economist, Rajoy defendió el bipartidismo e incluso negó que esté en crisis. “Las elecciones europeas las ha ganado el PP y el segundo ha sido PSOE. En otros países los gobiernos han quedado terceros”, dijo en referencia a Francia. Rajoy minimizó las consecuencias de las europeas. “Este tipo de elecciones son usadas legítimamente para castigar al Gobierno y la oposición. Pero la mayoría ha apostado por la moderación y sensatez. Tengo mucha confianza en el sentido común del pueblo español. Creo que PP y PSOE van a seguir teniendo muchos apoyos y eso es muy bueno para España. Los grandes países tienen dos grandes partidos”.

Más información