Obsesionada por el futuro de su hija

Montserrat González, la asesina confesa de Isabel Carrasco, le obnubilaba el futuro de su hija

Monserrat González, asesina confesa de Carrasco, sale de comisaría.
Monserrat González, asesina confesa de Carrasco, sale de comisaría.ULY MARTIN (EL PAÍS)

A Montserrat González, la asesina confesa de Isabel Carrasco, le obsesionaban la carrera y el futuro de Montserrat Triana, su hija. Procedente de una familia pudiente de agricultores de Carrizo de la Ribera —un pequeño pueblo de 2.500 habitantes a unos 30 kilómetros de Astorga—, la esposa del inspector jefe pasaba largas temporadas en el ático que la chica tenía en el cuarto piso del número 2-4 de la calle de la Cruz Roja, en una zona acomodada de la capital leonesa. Estaban muy unidas. Según indican fuentes cercanas a la familia y los vecinos que la trataron, esta ama de casa mostraba generalmente una actitud “distante” con los demás, aunque “correcta”.

Más información
La madre confiesa que mató a sangre fría a Isabel Carrasco por rencor
El asesinato de Carrasco se planeó en dos años y se frustró cinco veces
El asesinato de Carrasco se produjo sin que mediara discusión alguna
Dos extrañas para Astorga

Asidua a actos oficiales, a los que acompañaba con gusto a su marido, se había afiliado al PP en la provincia. Al igual que su hija. “Aunque ninguna de las dos en la junta local de Astorga”, indican fuentes del partido. Montserrat llegó a este municipio leonés hace diez años, cuando trasladaron a su marido desde Gijón. Primero, aterrizó en un piso próximo a la catedral y al Palacio de Gaudí. Posteriormente, la familia se mudó a la casa que se encuentra en la comisaría local. Nunca se empadronó allí.

Varios testigos destacan la “calma” que mantuvo cuando la detuvieron en el centro de León, pocos minutos después de que presuntamente matara a tiros a la presidenta de la Diputación. Tanto después de que un policía jubilado gritara a otros agentes para que la arrestaran, como cuando estos le indicaron que bajara del Mercedes gris en el que se encontraba. Allí la apresaron.

Sobre la firma

J. Jiménez Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS