Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Ruz investiga ingresos de la esposa de Bárcenas conocidos en 2010

Javier Gómez de Liaño, el abogado del extesorero, niega que afloren nuevos datos

Rosalia Iglesias, esposa de Luis Bárcenas, en junio de 2013.
Rosalia Iglesias, esposa de Luis Bárcenas, en junio de 2013. REUTERS

El juez Pablo Ruz, que instruye el caso Bárcenas, está empleándose a fondo para documentar pagos e ingresos entre 2004 y 2007 de Rosalía Iglesias, la esposa del extesorero del PP. El magistrado sigue el guión que le marcó la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), que planteó como hipótesis, aunque no coincidiesen cifras ni fechas, que los pagos en b del PP anotados por Bárcenas podrían tener conexión con ingresos bancarios de su cónyuge. Ingresos de Iglesias que Ruz conocía desde 2010 por Hacienda.

Ruz ha pisado el acelerador para seguir el rastro de un cheque de 149.000 euros cargado en la cuenta de Iglesias en 2005. Esa pista le ha llevado a conocer que dicho cheque fue librado a favor de la compañía NEU 1.500, una inmobiliaria a la que el matrimonio adquirió a medias un chalé de 151 metros cuadrados en una zona exclusiva de Baqueira Beret. La relación del cheque con la actividad presuntamente delictiva de su marido no está probada, más allá de que, en la contabilidad b del PP, Iglesias figura, un año antes, en 2004, como receptora de similar cantidad para adquirir “1.360 títulos” de Libertad Digital.

El juez también ha pedido más información a Bankia sobre la identidad de las personas que realizaron cuatro ingresos en las cuentas de Rosalía Iglesias entre 2004 y 2007 que suman 294.600 euros. Esos ingresos obraban en un informe de Hacienda de 2010 y ella los atribuye a ventas de cuadros.

Sin embargo, el informe del que parte Ruz para pedir más datos a Bankia hace aguas cuando apunta que esa posibilidad, su conexión con la caja b del PP, es tan probable como “otras explicaciones”. Sea como fuere, el magistrado ha exigido a la entidad que en el plazo de tres días ofrezca a la causa “la identidad de las personas que, conforme a sus archivos informáticos, hubieran efectuado los ingresos en efectivo en la cuenta de Rosalía Iglesias”. También pide información sobre un empleado, J. B., que en noviembre de 2008 solicitó la caja interna de Bankia donde figuraban datos del cheque al que Ruz ha seguido la pista.

Por contra, el abogado de Bárcenas, Javier Gómez de Liaño, se queja precisamente de este revival de datos viejos para mantener a su cliente en prisión. “Esos elementos fácticos a los que alude su señoría no eran desconocidos ni, por consiguiente, puede hablarse de que se hayan obtenido tras las diligencias practicadas en los últimos diez meses (...), ya obraban en la causa y en relación a ellos Bárcenas ha declarado en no pocas ocasiones”.“Distinto es que siguiendo las pautas habituales en el proceder contra Bárcenas se quieran convertir en novedad una serie de datos ya constatados y, encima, se haga para apuntalar una medida de prisión”, apunta el letrado.

Informe de Hacienda. “En primer lugar se cita el reciente informe de la AEAT de 18 de febrero de 2014 donde se advierte que no puede hacerse un seguimiento a las sociedades Lidem International y Grupo Sur de Valores. Pues bien, digan los que digan los autores del informe, esto no es nuevo. Y no lo es porque en relación a ambas transferencias a Bárcenas hace tiempo que ha explicado a su señoría y a las fiscales que se corresponden con la devolución del préstamo a unos inversores uruguayos”.

Fondos para Yáñez. Ruz daba cuenta, en segundo lugar, “de los fondos transferidos a las cuentas de Francisco Yáñez por 146.268 dólares y 31.704 dólares. “Sobre este concreto, Bárcenas fue interrogado el 27 de junio de 2013 y lo explicó correctamente”.

Cuentas del hijo. “Como tercer elemento novedoso la resolución recurrida expone el hallazgo de nuevas cuentas en el Chase Manhattan Bank de EEUU. Como hemos dicho en anteriores escritos, lo expusimos en la penúltima petición de libertad y en la vista de la apelación de diciembre de 2013, estas “nuevas” cuentas, las comillas son obligadas, fueron abiertas por la familia de Bárcenas para administrar el dinero que entregaban a uno de sus hijos a fin de pagar sus estudios en Nueva York. Quizá esté justificado calificar de imprudente y tal vez malintencionado afirmar que a nuestro representado se le han encontrado nuevas cuentas cuando Bárcenas ya declaró sobre tales cuentas”.

Más información