Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal ve legales las críticas de la comisaria Malmstrom a la Guardia Civil

Pide al juez Andreu que rechace la querella por injurias contra la comisaria

La denuncia la interpusor la Unión de Guardias Civiles tras los ahogamientos de Ceuta

La Fiscalía de la Audiencia Nacional se ha opuesto hoy a la querella por injurias y calumnias interpuesta por la Unión de Guardias Civiles (UGC) contra la comsaria europea de Interior Anna Cecilia Malmstrom, por unas declaraciones en un periódico de su país, Suecia, en las que criticaba la actuación del instituto armado en el ahogamiento de 15 inmigrantes subsaharianos en la playa del Tarajal en Ceuta el pasado 6 de febrero.

Malmstrom declaró el 26 de febrero lo siguiente: "Si ha habido una vulneración de la legislación europea -de lo que hay signos- debemos adoptar las medidas normales. Podría ser un procedimiento judicial" y "No se les apuntó directamente, pero creó tal pánico que 15 personas se ahogaron. Esto es, por supuesto, totalmente inaceptable". Malmstrom se refería a la acción de repeler con pelotas de goma y botes de humo la entrada a nado de un grupo de inmigrantes subsaharianos en Ceuta desde aguas de Marruecos.

El fiscal Juan Antonio García Jabaloy considera que las afirmaciones de Malmstrom "no pueden considerarse en modo alguno como constitutivas de infracción penal", ya que "carecen de contenido injurioso, calumnioso o vejatorio".

Ademas, el fiscal considera que estos delitos de opinión no entran en los tipos penales englobados en la justicia universal, ni antes ni después de la reforma que limita la jurisdicción internacional de los magistrados españoles.

Según la UGC, con amplia representación en el cuerpo, Malmström pudo haber rectificado, matizado o desmentido la opinión que le atribuyeron los medios de comunicación, "pero optó por mantenerse en silencio, dando por buenas unas declaraciones que no han hecho otra cosa que generar desasosiego entre los guardias civiles" y "dar alas" a quienes les pretenden acusar de la tragedia.