Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más allá del empate técnico

PP y PSOE se disputan 54 asientos europeos mientras aumenta el margen para otras opciones

Votación en una sesión plenaria del Parlamento europeo. Ampliar foto
Votación en una sesión plenaria del Parlamento europeo.

El nuevo reparto de 751 asientos en el Parlamento Europeo simbolizará los deseos de unos 400 millones de europeos con derecho a elegir el 25 de mayo —Eurostat, el aparato estadístico de la Unión, cuenta 412.884.923 ciudadanos con la edad mínima exigida para votar—. En España, se escogerán 54 parlamentarios. Los últimos sondeos resuelven un empate técnico entre los grandes colosos españoles de la política, PP y PSOE, que dependerá de hasta qué punto consigan movilizar a su electorado. Entretanto, aumenta ligeramente el porcentaje de votos para otras opciones.

España y Europa necesitan una mayoría distinta

José Blanco, número diez en la lista del PSOE

En este océano de mareas, el exministro de Fomento, José Blanco, el número diez de la candidatura socialista, ha aventurado este martes que el PSOE "está en condiciones de poder ganar estas elecciones". Y ha recalcado: "España y Europa necesitan una mayoría distinta".

Aunque la última encuesta de Poll Watch —una web que trabaja con sondeos realizados en el ámbito nacional— atribuye, por tercera vez consecutiva, la victoria al grupo socialista europeo, se trata de nuevo de un práctico empate. El color rojo ocuparía 214 sillones, mientras que el azul del Partido Popular Europeo accedería a 213. Un fruto a sus campañas electorales insuficiente para decidir quién será el nuevo presidente de la Comisión Europea, porque la elección tiene que ser validada por la mayoría absoluta de la Cámara, o sea: 376 votos a favor.

Entre el resto de fuerzas políticas, se repartirían los 324 escaños restantes. Más allá de los dos modelos a elegir que planteaba el secretario del PSC, Pere Navarro, en un mitín de Elena Valenciano en Cataluña -el del “progreso” y el de los “recortes”-, un sector de la sociedad estima que la fuerza que dé el impulso para construir una Europa diferente está fuera del bipartidismo al que se refieren tanto Navarro como Blanco.

El juez Elipido Silva pide la excedencia para ir a las europeas

El juez Elpidio Silva, suspendido tras abrirse juicio oral contra él por prevaricación en relación con el llamado caso Blesa, ha pedido la excedencia voluntaria al Consejo General del Poder Judicial para poder ser candidato del Movimiento Red en las elecciones europeas.

"Se trata de un movimiento que quiere asumir los grandes problemas del país", ha señalado Silva. "Un país que está al límite de una situación de corrupción, impunidad y cargas económicas contra los ciudadanos", ha añadido.

Según el último barómetro de Metroscopia, realizado en febrero, la pérdida de apoyo electoral al PSOE y al PP –los populares perderían ocho escaños y los socialistas, cinco- beneficiaría principalmente a las terceras fuerzas: Izquierda Unida que pasaría de dos a nueve asientos y UPyD que obtendría cinco, cuatro más que en las últimas elecciones europeas de 2009.

Seis sillones, de los 54 que corresponden a los españoles en el epicentro de la representación europea, estarían aún en la cuerda floja. En lugar de caer hacia uno de los cuatro puntos delimitados —PP, PSOE, IU y UPyD— podrían bascular hacia otras formaciones: las nacionalistas —la coalición de CiU, PNV y Coalición Canaria; ERC que acudiría en solitario, por la imposibilidad de pactar con Convergència— y Ciutadans, que entraría por primera vez en el Parlamento Europeo con un diputado.

A pesar de que este martes el portavoz del grupo popular en el Congreso, Alfonso Alonso, ha pedido a sus diputados que se movilicen para fomentar una amplia participación, para estar "más cerca que nunca" de los ciudadanos, el partido sigue optando por quedarse en el limbo de la decisión por un candidato —una “misión imposible”, según los socialistas—.

Algo se mueve más allá de los partidos con representación en España. Recién aparecidas, estas formaciones están aún en construcción. Este martes, el Partido X, que apenas cuenta con un año de vida, ha ofrecido a las formaciones Equo, Podemos y Demos + una alianza electoral para acudir juntos a los comicios europeos. Como declaró en una entrevista concedida a EL PAÍS, Hervé Falciani -el informático del banco británico HSBC que se hizo con los datos de 130.000 evasores fiscales y que este martes ha aceptado formar parte de la lista del Partido X-, "no hay ideología, solo hay proyectos". En el comunicado publicado también este martes, la formación invita a que "cada uno aporte lo que mejor sabe hacer para lograr ganarle unas elecciones a la partidocracia".