Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El explosivo

Tanto los restos de la dinamita que explotó como las muestras halladas en los trenes eran de Goma 2 ECO

Cajas de Goma 2 ECO a la entrada de la mina.
Cajas de Goma 2 ECO a la entrada de la mina.

El análisis final de los explosivos utilizados en los atentados del 11-M desmanteló algunas de las principales hipótesis de los promotores de las teorías de la conspiración para sembrar dudas sobre una implicación de ETA en la matanza.

El informe final evidenciaba que tanto los restos de la dinamita que explotó como las muestras halladas en los escenarios relacionados con el 11-M eran de Goma 2 ECO, del mismo tipo que la robada en la mina de Asturias que fue vendida luego a los islamistas. No se supo con absoluta certeza la marca de dinamita que explotó en los trenes, pero toda o gran parte, según la sentencia, procedía de mina Conchita.

En todos los casos se halló un porcentaje de dinitrotolueno (DNT) inferior al 1%, lo que aireó el bulo de que estaba vinculado a los explosivos (Titadyne) que suele utilizar la banda española. Pero los ocho peritos que analizaron las muestras indicaron que el DNT no era un componente de la dinamita, sino que ésta se había contaminado en su fabricación o en otro momento.

Más información