Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Confesiones de Trashorras

El exminero que vendió la dinamita dice ahora que mintió cuando apuntó vínculos con ETA

Emilio Suárez Trashorras, durante eljuicio.
Emilio Suárez Trashorras, durante eljuicio. reuters

El exminero fue precisamente uno de los principales actores de esta trama malévola. Aunque ahora se arrepiente y ha asegurado a El Confidencial que implicó a ETA para “distraer y generar confusión”, y porque le “divertía”, llegó a asegurar que Jamal Ahmidan, alias El Chino, responsable del núcleo operativo de los atentados, tenía contactos con la banda terrorista española.

Era falso, pero el PP compró todos los bulos difundidos por Trashorras a través de El Mundo. También era falsa, y ahora lo reconoce el exminero, su afirmación de que el 11-M fue un golpe de Estado encubierto tras un grupo de musulmanes. El diario dirigido entonces por Pedro J. Ramírez publicó en septiembre de 2006 dos capítulos de una entrevista con el delincuente que implicaba al PSOE como encubridor de la verdad de la masacre.

Días después, EL PAÍS desmontaba sus mentiras publicando la transcripción de una conversación de Trashorras con su familia en la cárcel: “Mientras El Mundo pague, si yo estoy fuera, les cuento la Guerra Civil española”.

Más información