Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
NILS MUIZNIEKS | Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa

“Los responsables del episodio de Ceuta deben rendir cuentas”

La dureza con la que España está tratando a los inmigrantes sin papeles en la frontera con Marruecos inquieta a Europa

“Los responsables del episodio de Ceuta deben rendir cuentas”

La dureza con la que España está tratando a los inmigrantes sin papeles en la frontera con Marruecos inquieta a Europa. Nils Muiznieks, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, el órgano que vela por la protección de esos derechos en 47 países del continente, se muestra preocupado por eso.

Muiznieks ya puso en aprietos al Gobierno español a final de 2013 al criticar duramente la reintroducción de las concertinas (cuchillas) en la valla fronteriza de Melilla. A ese malestar se une ahora el episodio de Ceuta donde hace un mes murieron 15 subsaharianos contra los que la Guardia Civil lanzó pelotas de gomas cuando nadaban en el mar tratando de llegar a tierra.

Pregunta. ¿Se cree las explicaciones del Gobierno español?

Respuesta. Son contradictorias. Hay cosas claras, como que se utilizaron pelotas de goma. Eso es una devolución en caliente, el objetivo era enviarlos de vuelta inmediatamente. Se produjeron algunas conductas erróneas de las fuerzas policiales. Hay algo de confusión, aunque el Gobierno ha hecho un esfuerzo por explicarlo.

P. ¿Le ha preguntado usted, o alguien del Consejo de Europa, a las autoridades españolas por este incidente?

R. Aún no. Hay discusiones en marcha con España sobre repatriaciones en general. Me planteo visitar en algún momento Ceuta y Melilla. Es necesario arrojar luz sobre este episodio y conseguir que los responsables rindan cuentas por los comportamientos erróneos. Hay que ver la cuestión migratoria más como una cuestión de derechos humanos que como un problema de seguridad. Hemos tratado esta cuestión durante varios años para que haya ciertos protocolos y la Guardia Civil utilice reglas claras en relación a los inmigrantes irregulares.

P. ¿Sabe que el Gobierno que preside Mariano Rajoy quiere cambiar la ley para expulsar en caliente a los indocumentados?

R. Esto nos preocupa. Los países tienen el derecho de controlar sus fronteras, pero de acuerdo con las leyes internacionales.

P. ¿Esa intención expresada por el ministro, Jorge Fernández Díaz, es compatible con las leyes internacionales?

R. Estoy deseando ver el texto, pero la intención en sí plantea problemas desde el punto de vista del derecho que tiene toda persona a pedir asilo en otro país.

P. ¿Confía en que se modifique ese proyecto si organismos como el suyo concluyen que la devolución en caliente no se ajusta a los cánones europeos e internacionales?

R. Espero que las autoridades se tomen en serio sus obligaciones. Si no, la reputación de España sufriría. Además, se arriesgaría a perder en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos cualquier caso que se presentase con estas características.

P. No es la primera vez que el Consejo de Europa critica algunas prácticas de la Guardia Civil. ¿Cree usted que España tiene un problema con este cuerpo?

R. Estoy deseando ver el informe de lo ocurrido en Ceuta. La Guardia Civil depende del Ministerio del Interior, que es quien tiene la última palabra.

Más información