Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la Conferencia de Rabinos Europeos pide que España se disculpe por la expulsión de 1492

Goldsmidt sugiere al Gobierno español que antiguas sinagogas utilizadas como museos o iglesias puedan volver al rezo judío

El presidente de la Conferencia de Rabinos Europeos, Pinchas Goldschmidt, pidió ayer a España que se disculpe ante el pueblo judío por su expulsión en 1492 en vez de tratar de atraer a los israelíes con su oferta de nacionalidad para quien pueda demostrar orígenes sefardíes.

 “Creo que el pueblo judío merece, finalmente, una disculpa. El Gobierno español no se ha disculpado ante los judíos a día de hoy, con el rey Juan Carlos perdiendo una gran oportunidad durante su visita a una sinagoga en 1992”, señaló.

“Incluso el Gobierno portugués se disculpó hace pocos años”, añadió el rabino, para quien el gesto de España de ofrecer la nacionalidad a aquellos que demuestren sus orígenes sefardíes “llega un poco tarde, aunque aún así es encomiable”.

Goldschmidt sugiere al Gobierno español que cree un instituto de genealogía que ayude a los judíos a hallar sus raíces españolas y que introduzca los estudios judaicos en el programa escolar. Pidió también que antiguas sinagogas que se usan hoy como museos e iglesias puedan ser dedicados de nuevo al rezo judío, “para así corregir errores históricos”, explicó.

“El asunto no es la restitución de la propiedad, algo que podría asustar a las autoridades españolas, de la misma manera que las autoridades turcas temen el reconocimiento del genocidio armenio. La cuestión es principalmente de justicia histórica y moral”, terminó.

Más información