Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruz se planta y le niega a la policía más tiempo para entregar informes de Gürtel

El juez ya advirtió que exigiría una justificación sólida para alargar los plazos de entrega

El juez Pablo Ruz, instructor del caso Gürtel, no está dispuesto a que la investigación se prolongue más de lo necesario, cuando están a punto de cumplirse cinco años desde que se destapó la trama corrupta liderada por Francisco Correa. El magistrado se ha plantado ante la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía, a la que le ha negado un aplazamiento en la entrega de informes que aún han de presentar.

Ruz reclamó en diciembre a la Policía, a la Agencia Tributaria y a la Intervención General del Estado que presentaran, entre el 31 de diciembre y el 15 de febrero, una decena de informes pendientes, “al objeto de agilizar la instrucción en curso”, tal como reflejó en la providencia en la que reclamaba los análisis de la documentación. En este escrito ya advirtió de que solo podrían incumplir los plazos con una causa justificada que él mismo iba a valorar.

La Policía pidió que se prolongara el plazo, pero Ruz se lo ha denegado alegando que la petición “no ofrece justificación suficiente que motive” el aplazamiento, por lo que “procede estar en sus estrictos términos a lo ordenado”.

Entre los informes que reclamaba, figuran los de las contrataciones de la Comunidad de Madrid y los Ayuntamientos de Majadahonda y Pozuelo, así como los referidos a documentación intervenida en los despachos de las empresas que conformaban la trama o en la sede central de la red de Francisco Correa, ubicada en el número 40 de la calle Serrano de Madrid. Es decir, es el análisis de información que forma parte de la instrucción desde hace años.

No obstante, en su contestación a la petición de aplazamiento, fechada el 28 de enero, Ruz deja abierta la puerta a que, en el caso de que exista una “causa justificada que motivara el retraso o demora” para la entrega en los plazos, la UDEF debe transmitirla al juzgado “con la suficiente antelación”.

A la policía le pidió un total de siete informes. El día 31 de diciembre tenía que presentar el correspondiente a la documentación incautada en el despacho de Correa. El plazo del 31 de enero se fijó para los informes sobre una nave industrial del polígono Ventorro del Cano de Alcorcón (Madrid), así como para el lápiz de memoria informática incautado al presunto contable de Gürtel imputado en la causa, José Luis Izquierdo, en el que se encontraron datos de la caja b de la trama. La policía debía redactar otro sobre la agenda personal de David Luis Cerezo, empleado de Correa.

Ruz fijó otro plazo para el último de los informes encomendados a la policía, a la que encargó que, antes del 15 de febrero, realizara y entregara un análisis de la sede de la sociedad vinculada a la trama Consultoría y Gestión de Inversiones.