Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

25 inmigrantes se atrincheran en un edificio de Melilla tras saltar la valla

Un grupo de 60 subsaharianos logra entrar en la ciudad autónoma a primera hora de la mañana

Dos grupos de 300 y 150 personas intentan superar la verja de la frontera con Marruecos

El subdelegado del Gobierno denuncia la actitud "bastante violenta" de los extranjeros

Uno de los inmigrantes, en la azotea del inmueble.

La Guardia Civil los perseguía a la carrera. Acababan de saltar la valla que separa Melilla de Marruecos. Y formaban parte de un grupo de, al menos, 60 inmigrantes que han logrado entrar en la ciudad autónoma durante uno de los dos saltos masivos, en este caso de 150 personas y sobre las siete de la mañana, que se han intentado en la madrugada de este miércoles en la verja fronteriza. El otro intento, anterior, se ha producido a las dos de la mañana.

Tras la carrera, unos 25 subsaharianos se ha atrincherado en un edificio situado en el número 69 de la calle de Ibáñez Marín, después de que las fuerzas de seguridad los cercaran. La mayoría de ellos, según han informado fuentes policiales, ha llegado a la azotea del inmueble y, tras negarse a abandonarla, se han situado en los bordes de la misma para evitar la acción de los agentes.

Los extranjeros, poco antes del mediodía, han aceptado salir del edificio; después de que se les asegurara que se les trasladaría al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). Los servicios médicos del 061 atendieron a varios inmigrantes por las heridas en las manos y contusiones que se han hecho al saltar la doble valla de seis metros de altura situada en la zona conocida como Pinares de Rostrogordo.

Tres efectivos de la Guardia Civil también han resultado heridos, según ha explicado el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, que ha denunciado la actitud "bastante violenta" de los subsaharianos que han entrado este miércoles en la ciudad. El representante de Interior ha incidido en que los inmigrantes se han enfrentado a los agentes con piedras y palos. E, incluso, se ha volcado un vehículo de los Grupos Rurales (GRS) del Instituto Armado. "No han sido violentos en las casas, pero sí en la valla", ha apostillado El Barkani.

Además del asalto registrado a las siete de la mañana, a las dos y media de la madrugada se detectó una aproximación de un grupo de 300 personas, pero que se ha quedado a unos 150 metros de la valla.

Esta nueva entrada masiva de inmigrantes, sumada a la patera que arribó el martes a la ciudad con 33 subsaharianos, dispara nuevamente las cifras del CETI, que alberga a más de 900 personas, el doble de su capacidad. Y eso que, hace solo unos días, la saturación del centro se alivió con la salida de 120 inmigrantes a la península. El Barkani ha confirmado que esta semana habrá un nuevo traslado de extranjeros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >