Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bárcenas rechaza ir al hospital por las condiciones del traslado

El extesorero del PP se queja de que un guardia civil le aprieta los grilletes en exceso

El encarcelado también manifiesta que el furgón carece de cinturón de seguridad

Bárcenas, izquierda, a su salida de los juzgados de Plaza de Castilla. Ampliar foto
Bárcenas, izquierda, a su salida de los juzgados de Plaza de Castilla.

El extesorero del PP Luis Bárcenas ha sido protagonista de un incidente en la prisión de Soto del Real. El antiguo ejecutivo de Génova 13 debía ser trasladado al hospital Gregorio Marañón, de Madrid, para que se le hiciera una revisión programada de la urticaria que le llevó a ser ingresado de urgencia la pasada nochevieja. Sin embargo, Bárcenas ha acabado rechazando la visita médica debido a las condiciones del traslado, según fuentes próximas al propio extesorero popular.

Sobre las ocho de la mañana, Bárcenas iba a entrar en el furgón de la Guardia Civil en el que se realizan las conducciones de presos. Cuando el agente del Instituto Armado encargado de realizar los traslados le colocó las esposas a la espalda, el extesorero se quejó de que se le habían colocado los grilletes “exageradamente apretados”. Según las fuentes, Bárcenas, con dolor en las muñecas, protestó en vano para que le relajaran un poco la fuerza de las esposas.

En la conducción iban, junto a Bárcenas, otras cuatro personas, entre ellas un recluso de edad avanzada con problemas de estómago que le obligan a usar una bolsa externa para expulsar las heces. Como quiera que los presos viajaban sin capacidad de moverse y sin cinturón de seguridad, el extesorero, en medio de un ambiente tenso, renunció a la visita médica en el Gregorio Marañón y solicitó ser examinado en la enfermería de la prisión.

El abogado de Bárcenas, Javier Gómez de Liaño, asegura que en la enfermería se le apreciaron escoriaciones e inflamaciones por las esposas, que persistían doce horas después del incidente. El abogado va a poner el caso en manos del Juzgado de Instrucción de Colmenar Viejo, del que depende la prisión de Soto del Real, y también lo pondrá en conocimiento del juez Pablo Ruz, del que depende la instrucción del caso Gürtel, por el que Bárcenas permanece en prisión desde el pasado 27 de junio. El letrado considera que el guardia civil encargado de la conducción ha cometido un “exceso” con su cliente.

Además, Gómez de Liaño pedirá al Ministerio del Interior que informe sobre las condiciones de seguridad en que se realizan las conducciones de presos en los furgones de la Guardia Civil, en especial sobre el hecho de que los reclusos viajan sin dispositivos de retención en caso de accidente.

Más información