Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 60 excarcelados de la Parot se citan para apoyar a los presos de ETA

Los etarras libres por la sentencia de Estrasburgo muestran su solidaridad por el paso dado por sus compañeros en la cárcel

Los 60 presos de ETA excarcelados tras la anulación de la aplicación retrospectiva de la doctrina Parot van a escenificar este fin de semana su apoyo al proceso final de ETA, iniciado con la declaración del cese definitivo de la banda, en octubre de 2011. Con ese acto —aún se desconoce si será a través de una comparecencia ante la prensa o de un comunicado— tratan de dejar claro su compromiso de abandono de la violencia y dar garantías a la opinión publica de que no reincidirán en el terrorismo.

Con su primera salida juntos a la luz pública, a los dos meses de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo anulara la doctrina Parot, no solo tratan de tranquilizar a la opinión pública por el rechazo social que generó su excarcelación sino también de sumarse al proceso gradual de final de ETA al que la izquierda abertzale y el Foro Social —la organización pacifista vasca Lokarri y organizaciones internacionales de resolución de conflictos— instaron hace meses tanto a ETA como a sus presos.

Entre los 60 excarcelados que se suman al proceso de final de ETA figuran la mayoría de los etarras mas veteranos y algunos de los más comprometidos en una de las etapas más sangrientas de la banda, los años 80, por el empleo de los coches bomba. En esa negra lista figuran Domingo Troitiño, Javier Ruiz Kubati o Inés del Río Prada.

El acto de los excarcelados de la Parot, probablemente el sábado en Bilbao, refuerza el compromiso público de la militancia etarra con el final de terrorismo al producirse justo después de que el EPPK, el colectivo de los más de 500 presos aún encarcelados, se comprometiera el sábado a asumir la legalidad penitenciaria, la reinserción individual, el rechazo al terrorismo y el reconocimiento del daño causado a las víctimas. Requisitos necesarios para que los reclusos puedan acogerse a los beneficios penitenciarios que marca la ley. Si se tiene en cuenta que la inmensa mayoría de los integrantes de la banda ETA está ya en prisión o acaba de ser excarcelada por la anulación de la doctrina Parot, el encuentro tiene una importante relevancia simbólica. Significa que la mayoría del colectivo etarra asume el proceso iniciado hace dos años por la minoría que hoy dirige la banda terrorista. Fuentes de la lucha antiterrorista calculan que en estos momentos ETA no dispone ni de 50 militantes, dispersos y ocultos, y con una dirección política muy débil y escaso liderazgo.

El siguiente paso que tiene prevista la izquierda abertzale, que es quien se ha hecho con el control político del llamado Movimiento de Liberación Nacional Vasco, es la manifestación del 11 de enero en Bilbao para presionar al Gobierno para que flexibilice la política penitenciaria. Tras esa fecha los presos empezarán a solicitar los beneficios penitenciarios ante la Junta de Tratamiento de sus cárceles conforme a la ley.

Un total de 55 presos de ETA habían quedado en libertad en noviembre en aplicación de la sentencia europea, mes en el que quedaban todavía entre rejas otros 17. No obstante, en lo que va de diciembre han salido de la prisión al menos otros tres terroristas. El Gobierno no ofrece datos oficiales sobre cuántos terroristas de ETA han quedado en libertad desde el final de la doctrina Parot.

Sin embargo, los datos oficiales previos a la sentencia europea cifraban en 54 el total de terroristas que podían quedar en la calle de manera inminente si Estrasburgo tumbaba la doctrina.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información