Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La carretera general del general

Luis Alejandre, exjefe del Ejército, impulsa una polémica vía en Menorca

Ampliar foto
Luis Alejandre, en 2008.

En Menorca existe el camí den Kane,una ruta para caballos abierta por el recordado gobernador militar británico del siglo XVIII Richard Kane. Otra carretera que dejará huella será la nueva general Mahón-Ciutadella, cuya discutida reforma total se inicia bajo el mando del general en la reserva Luis Alejandre, exjefe del Estado Mayor del Ejército y ahora vicepresidente del Consell insular, que fue elegido en las listas del PP en 2011 y es uno de los ocho militares a los que José Ramón Bauzá situó en puestos de confianza.

Ante la controversia y oposición por el impacto sobre el paisaje, en especial por las tres rotondas gigantes semienterradas diseñadas, Alejandre, responsable de Movilidad, anuncia que va “a dulcificar” la vía. El programa del PP preveía un cambio profundo: un desdoblamiento, duplicar la carretera. La actual iniciativa, dice Alejandre, “responde a los parámetros de seguridad” y se “ha diseñado con el objetivo de crear el mínimo impacto sobre el territorio”, según los informes medioambientales de la Administración.

Se licita en enero

El primer tramo se licita en enero y afectará inicialmente a trece kilómetros entre Mahón y Alaior, con un coste de diez millones. La nueva vía debe llegar hasta el poniente, a Ciutadella, y marcará los 46 kilómetros de la ruta insular. Un total de 20.000 coches en verano y 12.000 en invierno pisan este asfalto.

Los conservacionistas de Menorca —reserva de la Biosfera de la Unesco desde hace 20 años— han lanzado la campaña internacional Save Menorca, con recogida de firmas. Han enviado postales a Alejandre con la imagen de las rotondas de apariencia descomunal. “Se han reducido en un 35%”, responde.

El Consell justifica su necesidad de ejecutar sin más demoras la infraestructura en la demanda social, el progreso local y para no perder la inversión prevista del Estado: “Son fondos finalistas, si no se usan retornan a Madrid”. Foros de especialistas en infraestructuras y economía e intelectuales han presionado para intentar mitigar la dimensión de la nueva carretera o parar la iniciativa. “Será un cambio irreversible en la calidad del paisaje”, dijo Conxa Juanola, presidente del Grupo de Ornitología Balear ante el Consell. “No nos negamos al uso racional de una porción de terrenos pero rechazamos un gasto excesivo de fondos públicos”, añadió Juanola, que atacó otra infraestructurar, inaugurada en 2012, la variante de Ferreries, impulsada en la época de la izquierda: “Parece que no estás en Menorca”.