Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE cree que Gómez busca otra crisis con Rubalcaba para ir a primarias

El líder del PSM renuncia a seguir de senador como protesta al pacto judicial

Gómez, abrazado por un senador socialista.

El plante de Tomás Gómez y su renuncia al escaño en el Senado por discrepar de la inclusión de un magistrado específico en el pacto para renovar el Consejo General del Poder Judicial provocó este miércoles visible malestar en la dirección del PSOE y el Grupo Socialista de las Cortes. Para la dirección federal, el líder del PSM está empeñado en medirse a Alfredo Pérez Rubalcaba y en buscar el enfrentamiento permanente con el secretario general del partido.

Estas fuentes recuerdan que en vísperas de la reciente Conferencia Política del PSOE fue el único barón que situó en el centro de sus declaraciones el liderazgo del partido y, más concretamente, el relevo de Rubalcaba. Durante el cónclave puso en marcha una conferencia paralela con dirigentes del partido para forzar, sin éxito, las primarias para el primer trimestre de 2014.

De todos esos movimientos y los precedentes, la dirección federal entiende que Gómez prepara el camino para esas primarias para la candidatura a las elecciones generales, que serán después de las europeas de mayo, sin descartar la posibilidad de que él mismo pretenda competir por el liderazgo del PSOE.

Sobre el motivo concreto de su renuncia en el Senado, estas fuentes de la dirección de Ferraz explican que la recusación del magistrado Francisco Gerardo Martínez Tristán, objeto de la polémica en el proceso sobre la privatización de la sanidad madrileña, carece además de base.

Este magistrado preside la sala de lo contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y es uno de los 50 magistrados que deben decidir sobre la privatización de la sanidad. Está pendiente de resolver la recusación planteada por el PSM por estar casado con una consejera del Gobierno de Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha. La dirección del PSOE explica que fue el PP quien incluyó el nombre en su lista de vocales del Poder Judicial en una votación sin vetos. “Claro que no le hubiéramos propuesto nosotros ni es neutral, pero tampoco lo es Álvaro Cuesta [exdiputado socialista] ni lo hubiera presentado el PP”, explica un negociador del PSOE.

Estas fuentes añaden que mantener una clara posición en contra de la privatización de la sanidad y apoyar la marea blanca en contra de ese proceso no debe impedir pactar el órgano de poder de los jueces ni supone aceptar esa privatización.

Malestar entre los parlamentarios socialistas con

el barón madrileño

El enfado con Gómez se extendió en el Grupo Socialista del Congreso y entre dirigentes regionales del partido por entender que les deja a todos en mal lugar, aunque sea falsa su versión, por una actuación individual contra lo que han votado.

Por ejemplo, este mismo miércoles, en el Senado, hubo dos senadores del PSM que sí apoyaron la candidatura de Francisco Gerardo Martínez Tristán: Maru Menéndez y Enrique Cascallana. “Si fuera cierto lo que dice, está en el disparate de acusarnos a todos y a sus colaboradores directos de apoyar con su voto la privatización de la sanidad”, aseguraba un diputado y dirigente regional del PSOE. En ese punto se recuerda que IU se mantuvo dentro del pacto para la renovación del Poder Judicial pese a conocer el nombre del magistrado cuestionado por el PSM.

Se da la circunstancia también de que Martínez Tristán no tuvo ningún castigo de diputados socialistas o del PSM en la votación secreta del Congreso. Pese a que no habría rastro de la indisciplina, los parlamentarios del PSOE siguieron la orden de la dirección y ese magistrado fue incluso de los más votados.

Curiosamente, en la bancada del PP, aparentemente, sí se incumplió el pacto, porque los menos votados fueron los dos candidatos más cuestionados por los populares: Álvaro Cuesta y Clara Martínez, magistrada del Tribunal Supremo, por estar casada con el anterior fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido.

Los únicos parlamentarios socialistas que mostraron públicamente comprensión por el plante de Gómez fueron Odón Elorza y Delia Blanco. El primero mantiene posiciones críticas habitualmente y alabó ayer en Twitter el “gesto de dignidad y coherencia” para todo el PSM. La segunda fue presidenta del PSM, es la diputada nacional más cercana a Gómez y el martes ya llevó este asunto a la reunión del grupo, aunque allí dijo comprender la decisión del pacto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >