Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descabezado el grupo policial anticorrupción del ‘caso Nóos’

Queda una sola inspectora al frente del equipo, de las tres policías que había hasta ahora

El grupo de la Policía Judicial de Delincuencia Económica de la comisaría de Baleares –la unidad que lleva el peso de la investigación de los escándalos de corrupción y que indaga en especial el caso Nóos- ha quedado descabezado, con su cúpula minimizada. Al frente del equipo de 12 policías ha quedado una sola inspectora, la jefa del grupo, de las tres destinadas hasta ahora, todas ellas especializadas en cuestiones económicas, tramas financieras y análisis fiscales.

El juez José Castro, que culmina la pieza interna del caso Nóos, con la posible imputación de la infanta Cristina por blanqueo de capitales, días a atrás apremió en una providencia a esa unidad de la Policía Judicial. El instructor se dirigió a los mandos de la comisaría –también a la Agencia Tributaria- para que concluyan los informes que les tiene encomendados.

José Castro afirmó que la tardanza de la policía y de Hacienda en la entrega de esos análisis dilataba y retrasaba la culminación de la instrucción. Teóricamente, el exceso de trabajo, la carencia de medios personales y la acumulación de encomiendas judiciales saturan esas unidades policiales y tributarias.

En la Fiscalía Anticorrupción se desconocía este lunes el recorte de elementos directivos en la unidad policial de Delincuencia Económica con la que trabaja directamente. No obstante, desde la fiscalía se precisó que no hay cuestiones esenciales pendientes de investigación en el caso Nóos. Tras las consultas desarrolladas, el Ministerio Público sí reconoció que se ha quitado a dos inspectoras, aunque aseguró que ninguna de las dos tenía entre manos temas ligados al asunto de Nóos. El fiscal ya ha concluido que no hay datos para imputar a la hija del Rey.

Un portavoz de la jefatura superior de Baleares, al plantearse la salida de las dos inspectoras de Delincuencia Económica, explicó a EL PAIS que ha habido "movimientos internos, cambios de inspectoras entre unidades”, que situó dentro de la “normalidad” de las reorganizaciones operativas y de las peticiones de nuevos destinos.

Dos de las policías expertas en anticorrupción y con rango interno han sido destinadas a otras unidades de la comisaría de Palma de Mallorca que dirige, tras la llegada del PP del Gobierno, el jefe superior de Policía, Antonio Emilio Jarabo de la Peña. Este jefe policial, de confianza del equipo del Ministerio de Interior, había trabajado anteriormente en una zona turística de Canarias. Con anterioridad estuvo en las unidades de los antiguos grupos antidisturbios, los llamados botas, en lenguaje interno.