Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘caso Gürtel’ es una maldición para los jefes de la policía

Interior relevó al comisario general por no tenerle informado de las pesquisas sobre el PP

El ministro del Interior, Jorge Fernández, saluda al comisario García Losada.

“Ha habido ocasiones en que el ministro se ha enterado de cosas por la prensa. Y eso no puede ser. Eso no tiene lógica”. Lo dice una fuente próxima al titular del Interior, Jorge Fernández, para explicar la destitución de José García Losada, comisario general de Policía Judicial, hace un mes. Es uno de los cargos más importantes del cuerpo, ya que es el máximo responsable del caso Gürtel, la lucha contra la corrupción, el narcotráfico y la criminalidad.

Esta unidad parece acarrear la maldición para quienes la mandan. García Losada era el segundo que ocupaba el puesto durante el actual Gobierno del PP. Su antecesor, Enrique Rodríguez Ulla, fue relevado al “perder la confianza” de Interior tras abrir una investigación secreta y oficial sobre el ático de lujo que usa en Marbella Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid. Desde hace un mes, el comisario José Santiago Sánchez Aparicio ocupa el mismo sillón. Es el tercero en hacerlo.

La defenestración de García Losada, que ya ocupó años atrás el mismo cargo, fue explicada por sus jefes como un “relevo normal” dentro de una “restructuración” más amplia. Pero hay pocos en el Cuerpo Nacional de Policía que crean esa versión. Fuentes sindicales dan por seguro que su caída en desgracia está relacionada con el caso Gürtel y su reiterada negativa a entregar los informes a Interior antes de enviarlos al juzgado.

Cuatro mandos de la UDEF serán designados 'a dedo' dentro de un mes

Según las fuentes informantes, García Losada fue convocado en varias ocasiones al ministerio para ser amonestado respecto a algunos escritos de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) sobre la ministra de Sanidad, Ana Mato, y el extesorero del PP Luis Bárcenas. El choque entre García Losada y el ministro Fernández llegó a su punto álgido en junio pasado, hasta el punto de que la decisión de relevar al comisario díscolo ya estaba tomada. Sin embargo, el juez Pablo Ruz encarceló a Bárcenas el 28 de junio, y eso retrasó el relevo del policía hasta el otoño. Para no despertar suspicacias.

“Ninguno tenemos por qué informar de las investigaciones ni al ministro ni a ningún jefe. Nuestros informes van destinados al juez y es a él al que estamos obligados a informar”, asegura un mando policial. Fuentes próximas al ministro niegan que Fernández haya exigido a ningún funcionario que le dé cuenta de la marcha de ninguna pesquisa, aunque consideran “lógico” que el máximo responsable de la Policía conozca un hecho relevante antes de leerlo en la prensa.

Los integrantes de la UDEF, artífices del descubrimiento de la trama Gürtel y otros casos similares, están preocupados. La Dirección General de la Policía nombrará a dedo antes de acabar el año a los jefes de cuatro brigadas que integran esa unidad. Alguno de los comisarios que hoy ocupan provisionalmente esos puestos ha solicitado la plaza. El nombre de quienes sean finalmente los designados será un indicador de por dónde caminará la unidad anticorrupción en el futuro.

Más información