Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Greenpeace cuelga un cartel gigante contra ‘Ley Fernández’

La ONG ha desplegado una gran pancarta en el Edificio España, un enorme inmueble abandonado en plaza de España

Pancarta desplegada en el edificio España por miembros de Greenpeace.

Tres activistas de Greenpeace se han descolgado desde el edificio España, un enorme inmueble abandonado en plena plaza de España de Madrid, y han desplegado una pancarta gigante, de 315 metros cuadrados, para protestar contra la futura Ley de Seguridad Ciudadana.

"No a la LeyAntiProtesta" se lee en la pancarta, desplegada a las 11:55 horas y que por el momento permanece, aunque la Policía está estudiando cómo retirarla y hacer bajar a los escaladores que han logrado subir al edificio, ahora sin uso, ha informado la organización ecologista. Los tres activistas han retirado voluntariamente la pancarta 35 minutos después, al considerar que la protesta había culminado. Todos han sido identificados por la policía y han salido del inmueble una hora y media después de acceder a él.

Greenpeace ha llevado a cabo esta acción al inicio de una concentración convocada por diferentes movimientos sociales a mediodía en la plaza de España para protestar por diferentes decisiones del Gobierno, entre ellas la futura Ley de Seguridad Ciudadana. La ley prevé el endurecimiento de sanciones para las personas que se manifiesten ante instituciones y se enfrenten a la Policía. En este sentido, Greenpeace ha llevado a cabo hoy una acción, la de escalar edificios públicos o precipitarse desde los mismos para protestar, que se incluiría como infracción grave, multada con entre 1.001 a 30.000 euros.

"La organización ecologista comienza así una campaña activa en contra del recorte del derecho a la protesta pacífica que conlleva este proyecto de Ley", explica Greenpeace en un comunicado. "Greenpeace lleva más de 40 años utilizando la protesta pacífica como forma de defender el derecho al medio ambiente y a la salud de los ciudadanos, de la misma forma que lo han hecho los movimientos por los derechos humanos, la democracia y las libertades colectivas", explica el comunicado, en el que se critica la "criminalización" de estos actos que quiere llevar a cabo el Ejecutivo.