El presidente se cita con la cúpula del PP andaluz para abordar el relevo de Zoido

Rajoy ha comido este sábado con Zoido, Cospedal, los tres vicesecretarios y los presidentes provinciales del partido en Andalucía

Nadie ha logrado frenar las especulaciones. Pese a los intentos de la dirección nacional del PP de enfriar el debate sobre la sucesión al frente del partido en Andalucía, las quinielas en torno al próximo candidato a presidir la Junta han sobrevolado el cónclave interparlamentario de los populares celebrado en Córdoba este fin de semana. Esa es la prioridad que, al margen del nombre, comparten las diversas almas de la formación en esa comunidad.

Con ese debate sobre la mesa, este sábado Mariano Rajoy aprovechó su presencia en Córdoba para hablar junto a María Dolores de Cospedal, el resto de la cúpula nacional y dos ministros, con los principales dirigentes andaluces. El presidente del Gobierno almorzó en un restaurante de la ciudad con el alcalde de Sevilla y líder regional de los populares, Juan Ignacio Zoido, Cospedal, los tres vicesecretarios (Javier Arenas, Carlos Floriano y Esteban González Pons); dos de los tres ministros andaluces de su Gabinete (Fátima Báñez y Cristóbal Montoro); la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo; el regidor de Córdoba, José Antonio Nieto; y los presidentes provinciales de la formación.

El PP andaluz reclama a la dirección nacional celeridad en las decisiones y en los plazos, sobre todo después del relevo al frente de la Junta de Andalucía y la apertura de una nueva etapa por parte del PSOE y la nueva presidenta, Susana Díaz.

No es la primera vez que el jefe del Ejecutivo aborda estas cuestiones en las últimas semanas. Ya trató con Cospedal y Zoido el futuro del PP andaluz en al menos dos ocasiones. La primera vez fue el último fin de semana de octubre en Barcelona, durante un almuerzo. La segunda, fue la semana pasada en Madrid, en la sede nacional de los populares, en Génova, 13, a petición del alcalde de Sevilla, quien ya ha dicho más de una vez que no será el candidato. Este sábado Rajoy tuvo la oportunidad de escuchar más voces. En la formación preocupan sobre todo los plazos, puesto que muchos dirigentes consideran que se está perdiendo un tiempo precioso frente al PSOE, que sí ha respetado su calendario y “está haciendo trabajo de partido”.

Entre los posibles candidatos han cobrado fuerza en los últimos días dos aspirantes: el número dos del PP andaluz, José Luis Sanz, y el propio Nieto. No obstante, en el partido recuerdan que Rajoy impuso su veto al alcalde de Córdoba cuando se trató de elegir el sucesor de Javier Arenas para esta etapa de transición. Y hay sectores que aún no descartan a la delegada del Gobierno o el secretario de Estado de Igualdad, Juan Manuel Moreno. En cualquier caso, todos en el PP esperan que la decisión se tome cuanto antes, como muy tarde a finales de año o en enero. Lo más importante, según los dirigentes andaluces, es que las dudas se despejen con celeridad. La última palabra, como siempre, la tiene Rajoy.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS