Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ertzaintza dispara al aire en el recibimiento al etarra Joseba Artola

Siete imputados tras cortar una calle en Bilbao e insultar a varios agentes

El preso de ETA Joseba Artola, Txakur, salió de la cárcel de Zaragoza el viernes en aplicación del fin de la doctrina Parot, y tan solo unas horas después, al filo de la medianoche, su entorno ya protagonizaba un incidente en las calles de Bilbao.

Varios agentes de la Ertzaintza tuvieron que disparar dos veces al aire con sus escopetas de antidisturbios, las conocidas como lanza pelotas, pero sin carga, para evitar una agresión en las cercanías del puente de San Anton, junto al mercado de la Rivera. El suceso se produjo cuando un centenar de manifestantes que daban la bienvenida al terrorista encarcelado por dos asesinatos cercaron a los agentes.

Según la policía vasca, se trató de un acto puntual que duró unos minutos al filo de la media noche, y no se volvió a reproducir pese a la proximidad del Casco Viejo, donde hasta hace seis años se vivían auténticas batallas campales. Siete de los manifestantes que coreaban gritos a favor de los presos de la banda fueron identificados e imputados por un delito de desórdenes públicos.

Según el relato policial, los hechos que motivaron los dos disparos al aire ocurrieron a las 23.40. Alrededor de un centenar de personas circulaban por la zona de la Ribera, coreando gritos en favor de los presos. Poco a poco, los manifestantes fueron ocupando la calzada y la cortaron, por lo que la Ertzaintza, desplazada al lugar, les conminó a retirarse y así dejar pasar a los coches que se empezaban a acumular por el corte. Lejos de obedecer, los manifestantes continuaron ocupando la vía y coreando consignas de apoyo a los presos de ETA y en contra de la Ertzaintza.

En un momento dado, los agentes se vieron rodeados por los participantes, que seguían gritando e insultando a los agentes, momento en el que efectuaron dos disparos sin carga al aire para intentar disolver la concentración y poner fin a la protesta.

Artola abandonó el viernes la cárcel de Daroca (Zaragoza), después de que la Audiencia Nacional acordara excarcelar a nueve reclusos de ETA en aplicación de la sentencia del Tribunal de Estrasburgo sobre la doctrina Parot. De no haberle aplicado esa doctrina, Joseba Artola habría salido en 2006.

Fue el único incidente de ese tipo en la jornada de este sábado, la víspera de que las instituciones vascas celebren hoy, por separado, el día de las víctimas. El Ayuntamiento de San Sebastián, que dirige Bildu, fue la excepción y lo celebró este sábado con la ausencia del PP. Hoy harán ofrendas florales y homenajes el Parlamento y el Gobierno vasco y las tres diputaciones.

La oposición a la política penitenciaria del Gobierno central que encabeza la izquierda abertzale anunció este sábado que continuará con la tradición de celebrar cada 11 de enero, en Bilbao, una multitudinaria manifestación en favor de los presos de ETA. Para el próximo enero, la convocatoria ha llegado de la mano de la asociación Tantaz tanta (gota a gota) tras la ilegalización de Herrira, que lo hizo el pasado año, y antes las gestoras Pro Amnistía o Askatasuna.

La manifestación tiene como objetivo “lograr el fin de la dispersión de los presos de ETA”.