Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una hija del exministro Matutes, absuelta sin juicio de negociaciones prohibidas

La familiar del exministro no se sentará en el banquillo al haber prescrito el delito

La diseñadora, empresaria y antigua consejera de Ibiza Estrella Stella Matutes Prats que fue, por poco tiempo, diputada balear con el PP de Jaume Matas, ha quedado libre de las acusaciones de negociaciones prohibidas a funcionarios aprovechándose de su cargo político, sin que se haya llegado a celebrar el juicio con jurado popular que estaba señalado.

La magistrada Rocío Martín, presidenta del Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Palma, ha dictado este lunes un auto de archivo de la causa y libre sobreseimiento, de acuerdo con la Fiscalía y la defensa de Estrella Matutes —hija del exministro Abel Matutes—, hoy formalmente fuera del PP como su hija. Puede haber recurso ante el Tribunal Superior de Baleares.

La magistrada Martín ha determinado la "atipicidad de los hechos del delito de negociaciones prohibidas a funcionarios y prescripción de actividad prohibida a funcionarios". Los hechos se remiten a los años 2004 y 2005, cuando Stella Matutes era consejera insular de Ibiza y votó decisiones territoriales que afectaban a intereses del grupo familiar. La familia resaltó que no participaba en la gestión y los negocios.

Stella Matutes Prats —única de los hijos del patriarca exministro que se dedicó a la política profesional— se pronunció en el Consell de Ibiza favor de la aprobación del Plan Territorial Insular que afectó a unos terrenos en los que ella tenía interés "personal directo y familiar", según observó la Audiencia de Palma al imputarla y elevar el caso a juicio.

El episodio que motivó el caso se centró en la venta de 40.000 metros de suelo litoral en Ses Variades de Sant Antoni de Portmany, en Ibiza a la inmobiliaria Realia por el grupo Matutes, en 2004, La operación se cerró en 40 millones pero estaba trabada por contrato en una cláusula a favor del comprador: si en el plazo de tres años el solar no era urbanizable, la operación se echaba atrás. El Plan Territorial afectó a este terreno. Abel Matutes aseguró que ya eran urbanos.

El juez Instructor y el fiscal de Ibiza archivaron el caso de Stella Matutes y del resto de imputados —expolíticos del PP de Ibiza—. La Audiencia reabrió la causa penal porque entendió que "al existir ese conflicto entre intereses particulares y públicos", Stella Matutes "venía obligada a haberse abstenido en la votación". Al no hacerlo, la Audiencia creyó que "lesionó (con) su actuación el deber de imparcialidad y objetividad que están obligados a observar los funcionarios en los actos, acuerdos o contratos".

Estrella Stella Matutes fue consejera de Hacienda, Vías y Obras en la legislatura 2003-2007, cuando se decidió el Plan Territorial de Ibiza. En 2007 fue elegida diputada balear pero el PP perdió el poder en todas las Baleares y quedó en la oposición en el Consell de Ibiza. Stella Matutes abandonó la política en 2008 tras una legislatura de poder.

El caso penal fue impulsado por los ecologistas del GEN-Gob (Grupo de Estudios de la Naturaleza) y en su día por la Fiscalía, que formuló una querella. La denuncia inicial contemplaba otros tres delitos: prevaricación y tráfico de influencias e información privilegiada. La entrada y salida imputados en la causa y los cambios de estrategia acusatorias han sido la tónica del asunto.

En los juzgados y la fiscalía de Ibiza son habituales las dilatadas y a veces contradictorias instrucciones. Existe gran movilidad de funcionarios públicos y atasco de la administración. La complejidad se agrava en un territorio tan pequeño con asuntos de impacto y trascendencia económica y personal.