Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los camiones llevan piedras al Peñón en lugar de arena

El Gobierno dice que también prohibirá las rocas si hay una denuncia

Ampliar foto
Un camión cargado de piedras llega a la aduana a la entrada de Gibraltar.

El tráfico de material de construcción continuó este miércoles entre España y Gibraltar en medio de la confusión creada después de que el Ejecutivo de Rajoy prohibiera la entrada de camiones con arena en el Peñón. La venta a la colonia de arena extraída de la duna de Valdevaqueros, situada en un enclave protegido de Tarifa, provocó una denuncia de la ONG Verdemar-Ecologistas en Acción, que alertó de que se estaba usando para ganar terreno al mar en Gibraltar. A raíz de esa denuncia, el Gobierno prohibió el martes llevar arena a la colonia, pero la medida no afecta a otros materiales de construcción.

Durante toda la mañana de este miércoles se registró tráfico de camiones cargados con piedras para los rellenos que el Gobierno de Gibraltar ejecuta en la cara Este del Peñón, donde proyecta el complejo urbanístico Sandy Bay. Esta mercancía cruzó la verja desde La Línea de la Concepción (Cádiz). No así la arena, ya que por la mañana se recibió la orden del Ministerio del Interior que obliga a la Guardia Civil a impedir la entrada de camiones cargados con ella en Gibraltar.

El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, que se entrevistó en Algeciras (Cádiz) con representantes del sector pesquero, afectado por el conflicto con Gibraltar, aseguró que si existiese una denuncia sobre las piedras que son trasladadas al Peñón, el Ministerio del Interior podría ampliar la prohibición. Los pescadores sopesan solicitar ellos mismos oficialmente esa medida.

El suministro de arena a Gibraltar comenzó el 29 de abril de 2013 y se ha mantenido de manera intermitente al menos hasta el 6 de junio, sin que en ningún momento el Gobierno gibraltareño fuese advertido de ninguna ilegalidad, según divulgó en una nota oficial. En total, han entrado en Gibraltar 2.950 toneladas de arena.

Las autoridades del Peñón han insistido en todo momento que tenían entendido que la arena era la que había sido retirada de las carreteras de Tarifa, sobre las que la duna se había derrumbado debido a los fuertes vientos de Levante en la zona, cortando el paso a los vecinos. Ayer mismo fuentes de Gibraltar subrayaron que el único objetivo de los cargamentos de arena es la regeneración de la playa de Sandy Bay, donde la orilla ha sido barrida por las olas. Las mismas fuentes precisaron que el megaproyecto inmobiliario y portuario en la zona ha sido abandonado debido a la crisis económica.

Las rocas, no obstante, están siendo utilizadas para la construcción de sendos espigones para proteger igualmente la playa de Sandy Bay, así como para hacer rellenos frente a las casas de esta zona para protegerlas de los temporales. Una vez que los dos espigones estén acabados, y por lo tanto podrán evitar que el mar se lleve la arena, está previsto verter las toneladas que ya están acumuladas en el Peñón.

Más información