Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sucesor de Bárcenas como gerente admite que cobró 12.000 euros en b

Cristóbal Páez afirma que tuvo en sus manos recibís de pagos de empresas al PP

Cascos y Arenas testifican durante tres horas y media tras las denuncias del extesorero

El juez Ruz rechaza que un abogado del partido asista al cajero del PP en su declaración

Ampliar foto
Cristóbal Páez sale de la Audiencia.

Las declaraciones más esperadas de ayer eran las de los ex secretarios generales del PP Francisco Álvarez-Cascos y Javier Arenas. Sin embargo, el testimonio más relevante lo aportó Cristóbal Páez, el gerente de la formación conservadora y tesorero oficioso entre julio de 2008 y abril de 2010. Este antiguo ejecutivo de Génova 13, conocedor de los manejos financieros de la formación, reconoció los dos pagos que figuran a su nombre en la contabilidad secreta de Bárcenas. En los papeles del extesorero constan dos apuntes de 6.000 euros en los años 2007 y 2008. Según Páez, fue el extesorero Álvaro Lapuerta quien le entregó el dinero negro en un sobre y en billetes de 500. Él no declaró estos ingresos extraordinarios a Hacienda.

Según fuentes jurídicas, Páez afirmó que Lapuerta le entregó el dinero en presencia de Bárcenas, por la “alta consideración” en que le tenían, ya que había hecho trabajos extra para el partido. El exgerente y asesor del partido en materia laboral argumentó que él no se negó a coger el dinero porque le podían haber despedido y que le amparan muchas sentencias en este sentido. Páez reconoció que entre los años 1986 y 1989 elaboró varios informes como asesor laboral para el partido y que siempre se le abonaron sin factura y en metálico. La declaración del exgerente supone un nuevo indicio de veracidad de los papeles de Bárcenas, la contabilidad secreta del PP publicada por EL PAÍS.

Páez tiene su propio historial judicial. En abril de 2012 fue imputado por haber “falseado las cuentas”, en la rama valenciana de la trama Gürtel. Páez declaró ante el juez que su función en el partido era burocrática y que no tenía constancia de irregularidades, pero lo cierto es que administró, bajo la supervisión de Bárcenas, la campaña electoral del PP cuando Rajoy se presenta por primera vez a las elecciones.

El caso Gürtel se había convertido en un quebradero de cabeza para el extesorero, que declaró ante el juez que en 2009 había “una cierta preocupación en el partido” por la posibilidad de que un registro en Génova 13 hiciese aflorar documentación comprometedora. En ese momento, Bárcenas confiaba en su número dos y le cedió los papeles “durante cuatro meses”, en junio de 2009. “Se la pedí [la documentación] cuando se tranquilizó un poco la alarma que había en relación a este tema”, mencionó Bárcenas. Páez reconoció ayer haber recibido documentación del extesorero y haber tenido en sus manos algunas de esas facturas o recibís de supuestas donaciones irregulares, pero se ha negado a precisar a qué empresas correspondían.

La declaración de Páez se ha prolongado durante unas dos horas. Ha sido la segunda de la mañana, tras la comparecencia del cajero del PP Antonio Ortiz, quien ha negado haber tenido conocimiento del pago de sobresueldos en el PP con dinero procedente de una contabilidad B.

Antes de iniciar la sesión, el juez instructor, Pablo Ruz, ha requisado a los abogados de las diferentes partes los teléfonos y demás dispositivos electrónicos para evitar que filtren al exterior el contenido de los interrogatorios, como ya ocurrió el pasado 15 de julio. También ha rechazado que el cajero Ortiz declarara con la asistencia de un abogado del Partido Popular. La formación conservadora ha sido expulsada de la acusación popular tanto en el caso Gürtel como en la pieza separada relativa a los llamados papeles de Bárcenas.

Este miércoles le tocará el turno a la actual secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ha declinado la posibilidad de declarar en su despacho de la Junta de Castilla-La Mancha como le ofreció el juez “por respeto”, a la institución que preside. Acudirá a los juzgados para explicar cuál es el alcance de su relación con el extesorero, a quien el partido tuvo en nómina hasta el 31 de enero de 2013, y para aclarar otro asunto apuntado por Bárcenas. Éste aseguró al juez que recibió en 2006 de Sacyr una comisión ilegal de 200.000 euros a cambio de conseguir el contrato de basuras del Ayuntamiento de Toledo, y que entregó ese dinero a José Ángel Cañas, gerente del partido en Castilla-La Mancha. Este último firmó un recibí que Bárcenas entregó en la Audiencia Nacional. Cospedal, que no ha negado la existencia de ese documento, estaría al corriente de esa operación, según el extesorero.

Enemigo del extesorero y de Cospedal

MARÍA FERNÁNDEZ

Bárcenas parece no ser el único verso suelto en esta historia. Cristóbal Páez, abogado de profesión, exgerente del PP entre 2009 y 2010, fue durante años una de las personas clave de la estructura del partido, donde aterrizó en 1981 de la mano de Manuel Fraga. Muy cercano al exministro de Fomento Álvarez-Cascos, este lo nombra en 2000 director de recursos humanos de Ferrocarriles de Vía Estrecha (FEVE). Su sucesora, Magdalena Álvarez (PSOE), lo despidió tras el relevo del Gobierno en 2004 y posteriormente Páez ganó en los juzgados de lo Social una reclamación por despido, alegando “discriminación ideológica”.

Experto en derecho laboral, entre 2005 y 2009 fue el número dos de la gerencia del PP, subordinado a Luis Bárcenas pero con funciones tan importantes como administrar las cuentas de la campaña electoral del 2008. Ese año se convierte en gerente (julio de 2008) cuando Bárcenas pasa a ocupar la tesorería del partido. Y cuando el autor de la contabilidad b deja la tesorería, en junio de 2009, Páez sigue sus pasos heredando ese puesto, aunque nunca llegó a ser nombrado oficialmente. Poco a poco ambos se distancian hasta que rompen definitivamente sus relaciones.

Páez cobraba uno de los diez mejores sueldos del partido cuando su carrera se torció: José Manuel Romay Beccaría lo sustituye en 2010 y es despedido por orden de María Dolores de Cospedal. Sale del PP dando un sonoro portazo y con 560.082 euros como indemnización. Pero no se librará de su propio frente judicial: en 2012 es imputado en la rama valenciana de la Gürtel por delito electoral.

Más información