Exteriores pidió al rey Mohamed VI el indulto para un preso aún sin juzgar

El reo estaba acusado de tráfico de drogas y pertenencia a una banda criminal

El rey de Marruecos recibe a los familiares de las víctimas del pederasta Galván.
El rey de Marruecos recibe a los familiares de las víctimas del pederasta Galván.EFE

El presidente del tribunal de primera instancia de Alhucemas preguntó el pasado jueves, al empezar la vista oral, dónde estaba el acusado, Mounir Molina Mohamed. El fiscal le respondió que había sido indultado por el Rey de Marruecos con motivo de la Fiesta del Trono, la mayor festividad civil de Marruecos, que conmemora la entronización de Mohamed VI. El juez se quedó desconcertado.

Mounir Molina, hispano-marroquí, fue incluido en la lista de reos a indultar —en la relación de la Delegación de la Administración Penitenciaria marroquí figura en el número 19— pese a ser un peso preventivo sin sentencia firme.

Mohamed Mouha, de la Asociación Rif Derechos Humanos en Alhucemas, hizo este miércoles al teléfono esta denuncia, que corroboran otras fuentes de esa ciudad costera del norte de Marruecos.

Más información
Mohamed VI muestra cercanía a las familias de las víctimas
“Estáis libres: Es un regalo del rey a vuestro rey”
El Gobierno ve “razonable” que cumpla pena en España

La inclusión de este recluso entre los agraciados por el indulto real arroja aún más sombras sobre esa lista, en la que también figuraban el pederasta Daniel Galván Viña y un joven camionero, Antonio García Ancio. Este apenas empezaba a cumplir en Tánger una condena de 10 años por transportar en su vehículo casi nueve toneladas de hachís.

Tras ofrecer mucha resistencia —echó mano de un arma de fuego—, Mounir Molina fue detenido a mediados de junio y estaba a la espera, en la prisión de Alhucemas, de ser juzgado por tráfico y transporte de droga y constitución de banda criminal, según las mismas fuentes. La Gendarmería le echó el guante junto con dos cómplices que fueron juzgados a continuación por los mismos delitos. Les cayeron ocho y diez años de cárcel.

La ausencia del acusado en la vista oral desconcertó al juez de Alhucemas

Mounir Molina tuvo que ser introducido en la lista de presos susceptibles de ser indultados elaborada por el Consulado de España en Nador, cuyo titular era Jorge Cabezas. Al no tener sentencia firme y ser hispano-marroquí, no podía aspirar a ser trasladado a España para purgar su condena en una de sus cárceles.

La lista de indultables que salió de Nador fue enviada a la Embajada de España en Rabat, que la añadió a las entregadas por los otros seis consulados. A continuación, la remitió al palacio real junto con otra relación, la de los 30 presos españoles que solicitaban ser trasladados a cárceles de España.

La Casa del Rey de Marruecos fusionó las dos listas, que se convirtieron en una sola con 48 indultados. Excarceló así a 30 reclusos para los que nadie había pedido la puesta en libertad.

Los diplomáticos españoles aseguran que, a la hora de solicitar al monarca el indulto de un reo español, tienen en cuenta la poca condena que le quede por delante, su edad y su estado de salud. Mounir Molina era un joven que ni siquiera había sido condenado, es decir, que no cumplía esos requisitos.

La ley española sobre indultos exceptúa además del beneficio de esa medida de gracia a "los procesados criminalmente que no hubieren sido aún condenados". Es el caso de Mounir Molina. ¿Por qué Exteriores pidió el indulto para alguien que no cumplía con lo estipulado por la legislación española?

El número dos de Exteriores dice que Galván fue indultado por un “problema”

No fue posible, para este diario, localizar a ningún funcionario, el miércoles por la tarde, en el Consulado de España en Nador, la ciudad marroquí colindante con Melilla. Fuentes diplomáticas señalaron, no obstante, que en el momento de que se mandó la lista de Nador a Rabat, el cónsul Cabezas estaba haciendo las maletas o incluso se había ido. Acaba de ser nombrado ministro consejero en la Embajada de España en Caracas. Su sucesor en Nador también ha sido nombrado, pero aún no ha tomado posesión.

El secretario de Estado de Exteriores, Gonzalo de Benito, justificó, en cambio, el miércoles en Onda Cero que el pederasta estuviera en la lista de presos trasladables para purgar su pena en España porque "cumplía las condiciones". Acabó, no obstante, siendo indultado a causa de un "problema administrativo en Marruecos".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS