Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU reclama en la calle que el ‘caso Bárcenas’ no se cierre en falso

Unas 700 personas se manifiestan en Madrid en protesta por el caso del extesorero del PP

ATLAS

La calle se calienta a la vista de la comparecencia de Mariano Rajoy este jueves en el Congreso para explicar el caso Bárcenas. Entre 700 y 800 personas se han congregado esta tarde en la Puerta del Sol, convocadas por IU y el resto de organizaciones impulsoras de la querella contra el extesorero popular, Luis Bárcenas, y otros cargos del PP. El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha insistido, como viene haciendo desde hace semanas, en la necesidad de que el presidente del Gobierno dimita y convoque elecciones adelantadas. Asimismo, se ha dicho preocupado: “Hay indicios de que las partes implicadas en este caso quieran conseguir la nulidad durante la instrucción, como ocurrió con el caso Naseiro, que se archivó sin que los tribunales pudieran examinar el fondo del problema”.

Idénticas preocupaciones han expresado el miembro de Izquierda Unida, Enrique Santiago, el coordinador de Ecologistas en Acción, Paco Segura, y el representante de la Asociación Libres Abogados, Miguel Ángel Muga, entre los principales redactores de la querella presentada ante los jueces de la Audiencia Nacional el 28 de febrero pasado. A pesar de la “satisfacción” por haber conseguido, a través de este pleito, el encarcelamiento de Bárcenas y la citación como testigos en la instrucción de la secretaria del PP, María Dolores de Cospedal, y de los antiguos secretarios generales del partido, Javier Arenas y Francisco Álvarez-Cascos, los organizadores de la concentración están inquietos por lo que podría pasar ahora.

“Bárcenas hizo filtrar a la prensa que, durante una visita en la cárcel donde se encuentra [la de Soto del Real], un abogado le prometió obtener la nulidad del caso, si no tiraba de la manta”, afirma Segura. “También parece ser que se le garantizó que se iba a destituir al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, o que hubiera podido quedarse con el 25% de su dinero depositado en Suiza”, añade Santiago. Todos indicios que apuntarían a la posibilidad de que se llegue a una impunidad generalizada, como en el caso Naseiro. “Solo la ciudadanía en la calle podrá impedir que se consiga la nulidad”, sostiene Santiago ante los asistentes, la mayoría de los 40 años para arriba.

Amontonados cerca de la estatua central, en frente de la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, los manifestantes coreaban consignas como “Gobierno dimisión” y, entre banderas republicanas y del PCE, sustentaban carteles de “Por falso y ladrón, Gobierno dimisión” o “Juez Ruz, juzga tu, acabe ya esta cruz”. Allí han escuchado los discursos de Santiago y Segura y la lectura del manifiesto, en el que los organizadores denuncian un vinculo estrecho entre crisis económica y sistema de corrupción. En este sistema corrupto, relata David, uno de los manifestantes y profesor universitario de matemáticas de 29 años, “no acabas eligiendo los proyectos por lo que es realmente necesario, sino por quién te ha dado dinero para que tú le asignes el contrato”.

Mientras empezaba a atardecer en la capital, al estrado, donde se había montado un fondo con el lema "Nulidad es impunidad, Gobierno dimisión", sube la Orquesta Solfónica, tres cuerdas, un clarín y unos veinte coristas, surgida del movimiento del 15-M. Entonan canciones populares, cuyas letras han sido adaptadas a los tiempos que corren. Como Los cuatro muleros, que ahora suena así: "De la Puerta del Sol, mamita mía, nadie se marcha, nadie se marcha".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >