Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El caso Bárcenas

El PP vasco acusa a Bárcenas de quedarse con dinero para las víctimas de ETA

El diputado general de Álava dice que el extesorero se dedica a "esparcir mierda allá donde pueda, generando confusión"

La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga. EFE

La dirección del PP vasco está dispuesta a “no pasar ni una” a Luis Bárcenas y devolver el golpe de las acusaciones de que ha sido víctima por parte del extesorero, relacionadas con donaciones ilegales y una contabilidad b para pagar sobresueldos. Como botón de muestra de esta reacción, y tras haberlo consultado con la presidenta, Arantza Quiroga, el diputado general de Álava, Javier de Andrés, extendió ayer su idea de que Bárcenas “derivó” a sus cuentas de Suiza el dinero recabado en una cuestación “totalmente legal” a favor de los cargos del partido amenazados y señalados como víctimas de ETA. De Andrés pretende que Bárcenas le diga “dónde está ese dinero de aquellas cuestaciones que se hicieron por España para garantizar la seguridad de los concejales del PP vasco”.

Desde que estalló el caso Bárcenas, los populares vascos han criticado abiertamente este supuesto enriquecimiento personal y se han mostrado partidarios de ofrecer la máxima información pública sobre las cuentas del partido. Precisamente en el seno del PP vasco sostienen que esta postura tan beligerante podría explicar la intencionalidad de las imputaciones de que han sido objeto por parte de Bárcenas ante el juez Pablo Ruz. De hecho, un emisario de Pablo Crespo, persona de confianza del clan Gürtel y también imputada, hizo llegar a Arantza Quiroga la sutil recomendación de que suavizaran sus críticas hacia el extesorero.

De Andrés, en declaraciones a Onda Cero, dijo ayer que Bárcenas “es un corrupto que no quiere dar explicaciones de dónde y cómo ha obtenido el dinero que tiene, soportando toda esa fortuna en una contabilidad fingida” y que ha decidido, añadió, “esparcir mierda allá donde pueda, generando confusión”.

En su declaración ante Ruz, Bárcenas detalla cómo contabilizaba las donaciones anónimas que recibía. “Si el donativo nos lo estaban dando para atender las necesidades de pagar los escoltas en el País Vasco y él se lo quería dar de forma anónima, pues lo hacíamos así” y “cuando era un donativo electoral, marcaba de alguna formal el donante dónde quería que se contabilizase”. El extesorero admitió que desde 2008, tras la modificación de la ley electoral, las donaciones que recibía las guardaba “evidentemente” en la caja fuerte. De Andrés asumió ayer “algún apoyo” pero “absolutamente legal y no con pagos torticeros” de origen poco claro.

Más información