Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La exlíder de Unió Mallorquina carga con otra condena de seis años por corrupción

La Audiencia de Palma falla sobre la venta amañada de un solar para 600 chalés

Miquel Nadal, la mano derecha de Munar, suma una tercera condena de cárcel

Munar, en el banquillo, entre dos exconsejeros delatores, durante el juicio. EFE

La exlíder de Unió Mallorquina (UM), Maria Antònia Munar, personaje clave en el poder político en las islas Baleares durante tres décadas, carga con la segunda condena de cárcel por corrupción. La expresidenta del Consell de Mallorca y del Parlamento balear ha sido condenada este martes a seis años de cárcel, por la Audiencia de Palma, por el caso can Domenge, la venta amañada de un solar público del Gobierno mallorquín para 600 viviendas, por la mitad de su valor, 30 millones de euros.

Munar tiene en trámite ante el Tribunal Supremo otra sentencia con una pena de cinco años y medio de prisión por las subvenciones del Consell otorgadas por programas ficticios a una productora que era suya. La política y empresaria de 57 años tiene al menos otros dos juicios en perspectiva, entre las dos decenas de causas que aluden a cargos de UM, partido disuelto de 2010 por la suma de escándalos y detenciones.

Junto a la exlíder de UM, por el caso can Domenge ha sido condenado a cuatro años de cárcel, Miquel Nadal, su antigua mano derecha en el partido y el Consell, que acumula una tercera condena de prisión; una de ellas de cuatro años de cárcel firme desde ayer y otra de dos años y siete meses que analiza el Supremo. En las próximas horas la Fiscalía Anticorrupción puede instar a la Audiencia a que dicte el ingreso de Nadal en el centro penitenciario, al igual que otro exconsejero balear de UM, Xisco Buils, al que el Supremo confirmó una pena de tres años de cárcel, por otro episodio de malversación de caudales.

La política y empresaria de 57 años tiene al menos otros dos juicios en perspectiva

Miquel Nadal en la causa de la venta de can Domenge se autoinculpó, parcialmente, pero no mereció las rebajas de calificación penal que la fiscalía dio a que otros condenados, arrepentidos, que confesaron la trama ilegal: el exconsejero insular de UM, Tomeu Vicens (preso desde hace tres años), y el empresario comprador del solar, Román Sanahuja, que merecen penas testimoniales, entre ocho meses y un año.

Sanahuja, de la firma inmobiliaria Sacresa –que entró en fiasco financiero- confesó que pagó un soborno de cuatro millones a la cúpula de Unió Mallorquina (UM) en el Consell, por este solar que logró por 30 millones, cuando su competidor José Luis Núñez ofreció 60 millones. Núñez abrió este caso penal al presentar una querella criminal, cuyos extremos la Audiencia ha confirmado.

El episodio del cohecho de cuatro millones por esta venta ilegal se juzgará en un juicio al margen, porque no se instruyó en la causa central al no hallarse los indicios y pruebas durante años. El hecho delictivo agregado, la dádiva, se supo al confesarlo el corrupto Tomeu Vicens y el pagador Roman Sanahuja. Nadal asumió el cohecho y un intermediario afirmó haber recibido dos maletines, por encargo.

Munar, tras la condena: "Soy víctima de una causa general"

La expresidenta del Consell de Mallorca Maria Antònia Munar se ha declarado "víctima de una causa general" tras conocer la condena a seis años de prisión que le ha impuesto este martes la Audiencia de Palma por varios delitos de corrupción en el caso Can Domenge, una sentencia que recurrirá ante el Tribunal Supremo. "Reitero mi inocencia. No he cometido ningún hecho delictivo", ha indicado en un comunicado.

Munar asegura que "jamás" ha cobrado ninguna comisión por la adjudicación de contratos públicos, "ni por la venta de la finca de Can Domenge ni por ningún otro asunto", informa Efe. La expresidenta insular, que acabó su carrera política como presidenta del Parlament balear, considera que sufre prácticas propias de "una causa general". "Cualquiera que me implica en un hecho delictivo, aun sin pruebas, recibe un trato ventajoso", ha lamentado.

Más información