Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La protesta ante la sede del PP acaba de madrugada con dos detenidos

Más de 2.000 personas se echaron a la calle para mostrar su descontento con la corrupción

Los manifestantes cortan el tráfico en la plaza de Cibeles de la capital

Se habían convocado manifestaciones en 30 ciudades de toda España

Carga policial en Cibeles, en Madrid. C. MANUEL / EL PAÍS- LIVE!

La madrugada en el centro de Madrid acabó con la detención de dos personas y con 12 heridos por los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes que habían iniciado una protesta contra la corrupción en las inmediaciones de la sede del PP, en la calle de Génova. A primera hora de la mañana los dos manifestantes detenidos han quedado en libertad. Se trata de S. P. M., de 35 años, y V. P. R., de 22, ambos sin antecedentes policiales, que fueron acusados de atentado a agentes, desobediencia y resistencia y desórdenes públicos, informa Efe.

Más de 2.000 personas se reunieron en lo que denominaron "barbacoa destituyente" convocadas por las diferentes plataformas relacionadas con el movimiento del 15-M. Los asistentes, de todas las edades, mostraron su indignación por la crisis política que vive el país y por la asfixiante situación económica.

A pesar del nombre que los organizadores dieron a la protesta, los manifestantes no asaron ayer ningún embutido. “Los verdaderos chorizos están dentro [por la sede del PP]”, afirmamaba sonriendo el ingeniero Carlos Buey, de 61 años. Los que se habían posicionado en las primeras filas tras la valla colocada por la policía han tirado decenas de rollos de papel higiénico mientras coreaban consignas como “ladrones”, “menos policía y más educación”, “no es un Gobierno, es una mafia” y “no hay pan para tanto chorizo”, entre otros.

La jornada se desarrolló sin incidentes hasta que, a última hora, la policía cargó contra un numeroso grupo de manifestantes que había dejado la plaza de Alonso Martínez con la intención de llegar a la Puerta del Sol. Por el camino, cortaron el tráfico en la calle de Hortaleza y en Gran Vía, donde provocaron largas colas de vehículos. Se movieron luego hacia Cibeles, donde también cortaron el tráfico. Frente al Ayuntamiento se produjeron incidentes aislados entre manifestantes y conductores antes de que los antidisturbios efectuaran unas cargas para desperdigar a los asistentes a la protesta.

Otros grupos de menor tamaño se dirigieron al barrio de Salamanca y a la Puerta del Sol. Hacia las doce de la noche la policía cargó contra unos manifestantes que permanecían en la Gran Vía.

Un manifestante herido tras las cargas.

La primera fila de la concentración de la tarde fue ocupada por ciudadanos como María Isabel García, de 59 años, que afirmaba que Bankia “ha estafado con las preferentes” a su padre, de 84. También estaba David Hernández, de 22 y estudiante de relaciones internacionales. Hernández exigía una reforma del sistema político y de la ley electoral. “La solución pasa por tener partidos abiertos, es la única manera de acabar con la corrupción”, reclamaba.

La policía cortó el tráfico en  la calle de Génova desde las siete, por lo que ni vehículos ni personas pudieron acceder a los 700 metros que separan la plaza de Colón de la de Alonso Martínez, que es donde se desarrolló toda la protesta. Entre los manifestantes, de todas las edades, se mezclaban pancartas con mensajes como Dimisión y elecciones, Por falso y ladrón, PP dimisión, y alguno en inglés como el que rezaba Political Corruption Spain mark [Corrupción política marca España].

La afiliación del presidente del Tribunal Constitucional al PP, revelada por EL PAÍS, también fue motivo de indignación para algunos de los manifestantes. "No es legal, porque un juez tiene que ser imparcial. ¿Por qué lo dice solo ahora?", se preguntaba Laura, una mujer de 26 años. "Francisco Pérez de los Cobos puede tener su opinión política, como es lógico. El problema es si esta influye en sus decisiones y parece evidente que este es el caso", recalcaba su amiga Melissa, de 31.

Manifestaciones similares ante sedes locales del PP o Delegaciones del Gobierno fueronon convocadas en una treintena de ciudades españolas, como Barcelona, Valladolid, León, Salamanca o Valencia. Al margen de la protesta en la capital valenciana ante la sede del PP-CV, en la calle de Quart, se registraron cuatro detenciones, mientras dos policías resultaron heridos. Los detenidos son dos hombres y dos mujeres mayores de edad que pasan ahora a disposición judicial. La Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) de Valencia ha convocado para esta mañana una protesta ante la sede de la Delegación del Gobierno para protestar contra estas detenciones.

Más información