Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP maneja soluciones para evitar la moción y solo Rajoy decidirá qué hacer

Los estrategas del Gobierno preparan escenarios por si el presidente decide evitar la moción

Ampliar foto
Varios ministros en el pleno del Congreso celebrado en el Senado.

Como es habitual, se han formado dos grupos en el PP. Por un lado, los diputados y miembros del Gobierno más guerreros que creen que una moción de censura sería la tumba de Alfredo Pérez Rubalcaba, por lo que casi la desean. Por otro, y son aparentemente mayoría, los que creen que no tiene sentido llegar a una censura con el momento que atraviesa España y hay que buscar soluciones para evitarla. Nadie sabe aún a cuál de los dos grupos hará caso Mariano Rajoy, aunque las apuestas se inclinaban ayer más por el segundo, el de comparecer.

El PP ve la situación todavía muy abierta, y el presidente siempre prefiere esperar a que se despejen las cosas. Las especulaciones sobre la posibilidad de que Luis Bárcenas se haya guardado más cargas de profundidad como los SMS que intercambió con Rajoy —posibles conversaciones grabadas o cosas similares— provocaban ayer un ambiente de gran tensión en los pasillos del Senado.

Mientras, los estrategas del Gobierno y del grupo parlamentario preparan escenarios por si el presidente decide que hay que evitar esa moción.

Los estrategas del Gobierno preparan escenarios por si Rajoy decide que hay que evitar esa moción

El PSOE exige una comparecencia de Rajoy en el Congreso para no presentar esa iniciativa. El presidente no quiere enfrentarse a una sesión monográfica sobre el caso Bárcenas en el que durante horas todos los grupos le atacarían. Se podría buscar una fórmula para convocar un pleno la última semana de julio y ahí colocar una sesión de control, una forma de comparecer mucho más controlada. Todo está muy abierto pero tanto Jesús Posada, presidente del Congreso, como Alfonso Alonso, portavoz parlamentario, insistieron en que quedan días para buscar una solución, abriéndose así a una posible comparecencia, que es lo que desea buena parte de los diputados del PP para desbloquear una situación política imposible.

Prueba del ambiente interno lo dio el discurso en las Cortes de Aragón de Luisa Fernanda Rudi, influyente baronesa: “Es imprescindible terminar con la corrupción o ella terminará con nuestro sistema democrático. Hay que combatirla sin la más mínima reserva; hay que llegar al fondo de cuanto sea o parezca oscuro”.

Más información