Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP tumba los intentos de la oposición para que Rajoy explique el ‘caso Bárcenas’

No habrá sesión de control al Gobierno hasta septiembre por imposición de la mayoría popular

Los grupos de oposición denuncian que el Grupo Popular "ha secuestrado al Parlamento"

El debate de esta tarde en la Diputación Permanente del Congreso culminará con una votación en contra de la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que explique si la versión del extesorero Luis Bárcenas sobre el pago de sobresueldos ilegales es cierta. El Grupo Popular se va a oponer a esta petición de explicaciones que toda la oposición le ha exigido. Además, no habrá oportunidad de preguntar al presidente hasta el mes de septiembre, porque el grupo de la mayoría ha decidido que no haya sesión de control en el pleno de la próxima semana, sino que sea de carácter legislativo. "El PP no va a participar en la ofensiva ciega del PSOE y en la línea radical en la que ha entrado", ha justificado el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso. El PSOE, Izquierda Plural y UPYD han denunciado "el secuestro del Parlamento" por parte del PP al impedir no solo la comparecencia de Rajoy sino que haya una sesión de control al Gobierno.

Ha sido una Junta de Portavoces bronca, porque la oposición ha chocado contra el muro de la mayoría del Grupo Popular, cuyo portavoz ha anticipado la negativa a que el presidente comparezca para explicar los papeles de Bárcenas. "El presidente del Gobierno ha negado esas acusaciones y ha manifestado y acreditado que son una falsedad y las mentiras son mentiras por lo que no hay nada más que explicar", ha puntualizado el portavoz popular. 

Durante la reunión de la Diputación Permanente sí se autorizarán las comparecencias de otros ministros, como Luis de Guindos, titular de Economía, y Miguel Arias Cañete, de Agricultura. La expectación se ha pinchado, dado que ya se sabe el resultado del debate que se va a producir esta tarde, cuando los portavoces de la oposición exijan la comparecencia de Rajoy para que responda si recibió sobresueldos ilegales. Será tarde, probablemente muy tarde, ya que el orden del día de esta Diputación Permanente contiene una veintena de debates, en torno a peticiones de comparecencias de ministros, y la que se refiere a la presencia de Rajoy hace la número 14, porque se sigue el orden de entrada de registro.

La votación se producirá a media noche, pero las quejas ya se han producido por parte de Soraya Rodríguez, portavoz del Grupo Socialista; de José Luis Centella, secretario general de Izquierda Plural, y de todos los portavoces del Grupo Mixto. Todos votarán a favor de la comparecencia de Rajoy, pero fracasarán porque todos los diputados del PP lo harán en contra. En la dirección popular no tienen la menor duda de que todos los suyos votarán en contra al asumir, como dice su portavoz, que "las mentiras, mentiras son y nada hay que explicar".

Una visión muy contraria han expresado los grupos de oposición tanto dentro como fuera de la Junta de Portavoces. Lo han intentado todo. Primero, que Rajoy venga, "como lo han hecho otros presidentes con casos similares en sus parlamentos", ha dicho José Luis Centella de Izquierda Plural. Después, que haya una sesión de control al Gobierno la próxima semana y, por último, que se cambie el orden del día de la Diputación Permanente de hoy para que la petición de comparecencia de Rajoy y, por tanto, el debate sobre la financiación del PP y la recepción de sobresueldos, se produzca a una hora razonable, y no a media noche como le toca por turno, al ser un asunto de interés para los ciudadanos. A todo no.

Por eso, los portavoces del PSOE, Izquierda Plural y UPyD, han coincidido en hablar de "secuestro del Parlamento", con distintas variaciones. "Bárcenas tiene amordazado a Rajoy y Rajoy tiene amordazado al Parlamento", ha señalado la portavoz socialista, Soraya Rodríguez. "No es miedo, es más, es pánico, lo que el PP tiene a Bárcenas y a lo que pueda decir", ha rematado. La máxima indignación de Rodríguez, así como el resto de los portavoces, es por la confección del orden del día del pleno de la próxima semana en la que se elimina la sesión de control, cuando en años anteriores sí ha habido en estas sesiones extraordinarias del Parlamento.

La relevancia de las leyes que se van a debatir la próxima semana, la LOMCE y la ley de Emprendedores, entre otras, son las razones formales que ha dado el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, para justificar que el pleno de la próxima semana sea legislativo y no de control al Gobierno.  La oposición sí quería una sesión de control y no esperar hasta el mes de septiembre para preguntar a Mariano Rajoy sobre la financiación de su partido. "Es muy grave que el señor Rajoy esté pendiente de lo que pueda decir un señor", ha opinado José Luis Centella de Izquierda Plural. Ya solo queda "pedir a los ciudadanos que exijan a Rajoy que ofrezca explicaciones", ha señalado el dirigente de Izquierda Unida en apelación directa a la sociedad.

"Desde la diferencias profundas" entre los grupos de oposición, la diputada de UPyD Irene Lozano , que ha asistido a la Junta de Portavoces en nombre de su grupo, ha destacado la unanimidad de todos los grupos en pedir la presencia de Rajoy, así como la denuncia por la negativa del PP. "Se ha producido un secuestro del Parlamento y un apagón informativo, desde el momento que el presidente del Gobierno nos dice de qué tenemos que hablar". Con esta alusión Lozano se refiere a la recomendación del día anterior del presidente de que se "hable de lo importante" en contraposición a lo que no lo es, en referencia implícita a Bárcenas. Pero es que la oposición quiere escuchar al presidente. "Queremos creer que el presidente del Gobierno tiene una versión diferente a la de Luis Bárcenas y la queremos conocer", ha dicho. No parece que lo vayan a conseguir aunque para la oposición la jornada de hoy sea calificada como "un día infame en la vida del Parlamento"  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información