Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP ve imposible un acuerdo sobre el plan federal que plantean los socialistas

González Pons reduce la propuesta federal socialista a un "problema interno" del PSOE

VÍDEO: ATLAS

El PP redujo ayer el plan territorial del PSOE a la estructura de “un problema interno del partido” que lidera Alfredo Pérez Rubalcaba. El emisor del diagnóstico fue el vicesecretario general de Estudios y Programas, Esteban González Pons. Los cambios constitucionales que propone el PSOE necesitarían un acuerdo con el PP que, según apuntó González Pons, sería imposible.

Para González Pons, el consejo territorial del PSOE en Granada no plantea una reforma constitucional, sino “un cambio” de la Constitución, que “no es federal sino autonómica”. En su argumentación, los socialistas tratan de resolver un problema territorial del partido abriendo la Ley Fundamental para cambiar su sustantividad: “España no quiere más federalismo, sino unidad y más solidaridad; España no quiere más división ni separatismo, sino más cooperación y empleo”, atizó. Sin bajar el tono, imputó al principal partido de la oposición estar “haciendo experimentos” sobre el modelo territorial y el federalismo, y redobló su apuesta por el modelo autonómico de la Constitución, aunque admitió que “hay que mejorarlo para evitar duplicidades”, pero “sin cambiarlo”. El vicesecretario del PP también cargó contra el principio de ordinalidad de la financiación autonómica, incorporado al plan territorial en una concesión al PSC, que persigue paliar el desfase negativo de las comunidades que más aportan a la solidaridad interregional. González Pons lamentó que el cónclave socialista de Granada aprobara “suprimir la solidaridad interterritorial”, por lo que consideró que desde ese momento “ya no son ni socialistas ni españoles”.

La Generalitat valenciana declinó ayer valorar la propuesta del PSOE con relación a la financiación autonómica, que es uno de los más acuciantes dramas del Consell. Sí lo hizo, de algún modo, el secretario general del PP de la Comunidad Valenciana, Serafín Castellano, quien ignorando la propuesta, reafirmó que su partido ha defendido siempre “una financiación justa” y va a seguir haciéndolo “desde la seriedad y no desde la demagogia”. En ese sentido, se mostró “convencido” de que el Gobierno de Mariano Rajoy “va a hacer una reforma del modelo de financiación para que se corrijan las desigualdades”. Castellano censuró que los socialistas hablen de “modelos federales o de República”, algo que consideró “debates estériles que solo generan más inestabilidad y más cabreo de la gente”. En las antípodas, el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig realizó ayer desde Granada una valoración “muy positiva” del Consejo Territorial, en el que se incluyó su propuesta de crear un fondo de garantía del Estado de bienestar, en la que se reconocen tanto “la igualdad de derechos básicos de los ciudadanos” como “los legítimos derechos diferenciales”. “Se trata de evitar que la Comunidad Valenciana siga siendo tratada de forma injusta respecto al resto de comunidades”, apuntó. Según Puig, su propuesta refuerza “la imprescindible reforma de la financiación autonómica” así como “el reconocimiento de los más de 1.000 millones de deuda histórica del Gobierno central con la Comunidad Valenciana”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información