Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El expresidente musulmán de Melilla, expulsado de Israel

El expresidente de la ciudad autónoma quería viajar a Gaza

Mustafa Aberchán iba a ver los proyectos solidarios que se financian desde Melilla

Ha estado retenido en los calabozos del aeropuerto del Tel Aviv

Ampliar foto
Mustafa Aberchán, en los calabozos del aeropuerto de Ben Gourion, en Tel Aviv.

Mustafa Aberchán, expresidente de Melilla y líder del partido de oposición musulmán, Coalición por Melilla (CpM), no logra visitar las modestas iniciativas solidarias que él y sus correligionarios financian, gracias a cuestaciones, en la franja de Gaza. La mitad de los 86.000 habitantes de la ciudad autónoma son musulmanes y la gran mayoría son también españoles.

Aberchán lo intentó por primera vez en 2012 y no lo logró. Lo volvió a tantear a principios de semana, pero el resultado fue aún peor: acabó pasando el lunes unas horas en los calabozos del aeropuerto de Ben Gourion, en Tel Aviv, antes de ser expulsado, junto con tres de sus acompañantes, a Estambul, la ciudad desde donde había volado a Israel. Entre ellos figura Samir Mohamed Tieb, portavoz de la Comisión Islámica de Melilla.

El resto de la delegación que le acompañaba, otros 36 melillenses, fueron autorizados a entrar en Israel, pero no se les permitió viajar a Gaza. Tras 48 horas de estancia en el país se reunieron, hoy miércoles 3, con los expulsados en Estambul y solo entonces Aberchán reveló lo sucedido.

Recordó, en un comunicado, que hacía un mes que había solicitado a la Embajada de Israel en España los permisos para viajar a Gaza, pero que no obtuvo respuesta alguna. Afirmó que los melillenses habían sufrido un trato “vejatorio” y tildó el incidente de “muy grave”. Hace un año Aberchán también intentó visitar Gaza, pasando por Israel, pero solo logró entrar en este último país. No obtuvo a tiempo los permisos necesarios para seguir su viaje a la franja de Gaza.

Los aproximadamente 43.000 miembros de la comunidad musulmana de Melilla son muy solidarios con los palestinos. Al margen de las manifestaciones que han convocado en la calle también organizan actos para recaudar dinero. Uno de los más exitosos fue, en enero, un concierto, en el Teatro Kursaal, del cantante sueco de origen libanés Maher Zain. Se agotaron las entradas.